Presidenta argentina llegó a Bariloche

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner arribó ayer a la noche a las 22:50 al aeropuerto internacional de la ciudad de San Carlos de Bariloche, para participar de la Cumbre de presidentes de UNASUR.
Cristina llegó a bordo del avión presidencial Tango 01 acompañada del canciller Jorge Taiana, la ministra de Defensa Nilda Garré, el titular del bloque de senadores del PJ, Miguel Ángel Pichetto y del Secretario General de la presidencia, Oscar Parrilli. Aguardaban a la mandataria el subsecretario de Política Latinoamericana de Cancillería, Agustín Colombo Sierra y el y gobernador de Río Negro, Miguel Saiz.

Ni bien descendió de la aeronave, la presidenta se trasladó en helicóptero hasta el Hotel Llao Llao, sede de la Cumbre y alojamiento de las delegaciones presidenciales que participarán de la misma.

Los presidentes de la UNASUR comenzaron a llegar a Bariloche esta tarde.

A las 20,19 arribó a Bariloche el titular del ejecutivo ecuatoriano, Rafael Correa, presidente pro témpore de UNASUR, quién también se dirigió rápidamente al hotel Llao Llao sin efectuar declaraciones.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet tocó suelo argentino a las 22 y en diálogo con los periodistas que se encontraban en el aeropuerto, dijo que "venimos a plantear puntos de vista buscando con mesura una solución a problemas comunes".

"Unasur debe enfrentar los desafíos que existen con decisión política", señaló la mandataria chilena. Posteriormente abordó un helicóptero que la trasladó directamente al hotel para alojarse. Poco después de las 22,25 fue el turno del presidente de Perú, Alan García.

Ya a la madrugada del viernes arribarán los restantes presidentes, todos acompañados de sus cancilleres y ministros de Defensa: de Colombia, Álvaro Uribe; de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; de Venezuela, Hugo Chávez; de Bolivia, Evo Morales; de Paraguay, Fernando Lugo; de Guyana, Bahrrat Jagdeo; y de Surinam, Ronald Venetiaan.

La organización de la cumbre informó que mañana la jefa de Estado encabezará a las 8,45 en el hall central del hotel la recepción oficial de sus pares sudamericanos, para luego dirigirse al Salón Bustillo para inaugurar el encuentro. Según la agenda oficial la cumbre comenzará a las 10 con el discurso inaugural de la presidenta argentina, quien posteriormente cederá la palabra al presidente pro tempore de la Unasur, el ecuatoriano Correa, y luego seguirá el diálogo entre los mandatarios.

A las 13:30 finalizará la reunión y los presidentes irán hacia la terraza del hall central del hotel para la foto oficial. A continuación Cristina ofrecerá un almuerzo en honor de los mandatarios extranjeros, tras lo cual tendrá lugar la partida de los presidentes.

En la reunión los mandatarios dialogarán sobre la intención de Estados Unidos de distribuir militares en siete bases colombianas, tema que surgió en la última cumbre del 10 de agosto en Quito, cuando hubo una controversia por la iniciativa aprobada por ese país a favor de EEUU.

La presidenta apaciguó la polémica con la ayuda de Lula y, a instancias de Correa, surgió la idea dedicar un plenario especial de presidentes sobre el asunto. En ese contexto fue la mandataria argentina quien propuso al país como sede y designó a la ciudad patagónica de Bariloche para tal fin.

Un portavoz militar precisó que entre las diferentes fuerzas de seguridad, el despliegue incluirá unos tres mil efectivos. A su vez, según informó el comisario de la Policía Federal Néstor Rodríguez González, el operativo se dividió en tres anillos. El primer círculo, sin embargo de la Policía Federal, se circunscribe al hotel Llao Llao, donde se reunirán los presidentes.

Un segundo anillo, que controla especialmente las vías de acceso al Llao Llao, quedó a cargo de la Gendarmería Nacional. El entorno, y en especial la localidad de San Carlos de Bariloche, se encuentra bajo la observación de la policía provincial.

"Está todo en orden y se tomó en cuenta la experiencia recogida en la Cuarta Cumbre de las Américas que se realizó en Mar del Plata", afirmó González, al ser entrevistado por el canal América 24.

Comentá la nota