Con un presidenciable, la campaña chilena se metió en la agenda local

El candidato Eduardo Frei y el ex presidente Ricardo Lagos visitaron ayer Mendoza donde realizaron un acto para residentes trasandinos. Visitaron a Racconto y Cobos, quien resaltó el éxito de la coalición gobernante.
La campaña presidencial chilena se mudó a Mendoza por un día, y aterrizó con fuerza en la agenda política local.

Los ex presidentes del país vecino Ricardo Lagos y Eduardo Frei -este último candidato nuevamente a la presidencia por la Coalición oficialista- visitaron Mendoza ayer con una agenda por demás cargada que incluyó visitas al vicegobernador a cargo del Ejecutivo, Cristian Racconto, y al vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, ayer en la provincia.

Además, durante la siesta participaron de un acto con los residentes chilenos en Mendoza donde presentaron sus propuestas.

Agenda apretada

Sin un solo minuto de descanso, Frei y Lagos llegaron ayer por la mañana vía aérea a Mendoza y, ni bien pisaron suelo local, comenzaron con su apretada agenda protocolar y proselitista.

La primera actividad fue visitar algunos programas radiales destinados a la comunidad chilena que vive en la provincia y allí brevemente aprovecharon el aire para explayarse sobre sus propuestas.

Luego, pasadas las 13.30, el candidato Frei (quien gobernó Chile en el período comprendido entre 1994 y 2000 y quiere su segunda presidencia) llegó junto a Lagos (quien, a su vez, sucedió en la presidencia a Frei desde 2000 hasta 2006) al cine Universidad, donde unos 200 chilenos que residen en Mendoza los recibieron con banderas, remeras, fotos y abrazos.

Durante casi dos horas, los referentes de la Coalición de centro izquierda proyectaron videos y spots propagandísticos donde se resaltaban los logros del oficialismo, que lleva cerca de 20 años gobernando de manera ininterrumpida en el país trasandino.

Luego fue el turno de las máximas figuras que, desde el escenario, pusieron especial énfasis en el proyecto de ley que impulsan desde hace algunos años y que facultaría a los chilenos que viven en el extranjero a participar de las elecciones en su país natal (ver aparte).

Una vez concluido el acto, desembarcaron en un lujoso hotel céntrico donde fueron recibidos por el vicegobernador Cristian Racconto (a cargo del Poder Ejecutivo a raíz del viaje del gobernador Jaque a Francia para allí promocionar el turismo enológico y vincular sectores productivos de Mendoza con los de ese país).

La Coalición chilena, ejemplo

Pasadas las 17.30, Lagos y Frei llegaron con sus comitivas a la casa del vicepresidente Cobos, en la Sexta Sección, para cumplir con la última de las actividades programadas. El ex gobernador mendocino recibió a los dos políticos chilenos en el living, donde trataron temas vinculados a la integración entre ambos países y el contexto regional.

Finalizada la reunión, Cobos revalorizó la alianza que gobierna Chile desde el fin del pinochetismo. "Hay que mirar mucho a Chile, es una lástima que no haya podido funcionar la Concertación en Argentina. Pero si no pudo ser la Concertación, tiene que ser el consenso en la política de Estado. Esto es lo que le ha permitido a Chile ubicarse como uno de los países más importantes de América Latina", resaltó Cobos.

Sin moverse de esa sintonía, el vicepresidente volvió a acudir al ejemplo chileno cuando se le consultó sobre un posible acuerdo con Francisco De Narváez. "Los acuerdos que pueda haber con otras fuerzas distintas a la UCR pasan por lo que vemos que se logra en Chile. Hay que acostumbrarse al diálogo entre todos los sectores políticos, pactar y sumar acuerdos", se explayó.

Antes de enfilar hacia el aeropuerto, Frei se mostró optimista de cara a las elecciones que se desarrollarán en Chile el 13 de diciembre. "¡Vamos a ganar, por nariz y en segunda vuelta, no quepa la menor duda!", destacó el candidato, a quien no le preocupa la posibilidad de un ballottage.

"En el 2000, Lagos fue a segunda vuelta y ganamos, en el 2005 también fuimos y ganamos", sentenció.

Más críticas de Cobos

El vicepresidente también se refirió al anuncio de la presidenta Cristina Fernández referido la asignación universal de $ 180 por hijo, destacando que está de acuerdo pero con observaciones.

"Me hubiese gustado que pase por el Congreso. Ésta es una política de Estado y no tiene que durar lo que dure el mandato de la Presidenta, tiene que durar para adelante y para eso se necesita una fuerza de ley que lo haga totalmente transparente", destacó Cobos, quien además resaltó que el proyecto de reforma política impulsado por el oficialismo "no está entre las prioridades de la ciudadanía. No sería bueno que (la reforma) salga sin pasar por el nuevo Congreso", agregó Cobos.

Comentá la nota