Presidencia del TdeC: ahora el PJ dice que no necesita al Frepam

El diputado oficialista integra el Consejo de la Magistratura. Aseguró que si el titular del TdC surge de los abogados Jorge Sappa y Marcos Paz, el Ejecutivo sólo deberá consensuar con Diputados la vocalía.
El diputado Juan Ramón Garay (PJ) salió ayer al cruce de las expresiones de su par opositor Carlos Pessi. El radical había asegurado que el nombre del nuevo presidente del Tribunal de Cuentas debía ser el de un contador propuesto por la oposición. El justicialista, en cambio, recordó que, según la Ley, el gobernador Oscar Mario Jorge no está obligado a negociar con la Legislatura el nombre del titular del organismo de control si para ese cargo elige entre el dueto de abogados que elevó el Consejo de la Magistratura: Marcos Paz y Jorge Sappa.

En ese caso, lo que debería consensuar el Ejecutivo con el Legislativo sería el nombre del contador -ya no podría aspirar a ese lugar un abogado- que ocuparía la vocalía vacante. En caso que eso ocurriera, Garay dijo que "se podría consensuar con la oposición", puesto que lo más relevante es que la persona en cuestión sea "idónea".

Dúos.

LA ARENA publicó el sábado que la oposición se iba a oponer categóricamente a la posibilidad de que el actual decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas, Roberto Vassia, pudiera acceder a la presidencia del TdC. Una versión indicaba que el propio gobernador Jorge estaba interesado en que aquél ocupe el cargo que está vacante desde que Natalio Peres fue destituido, pero desde el Frepam aseguraron que no existe ninguna posibilidad y que la presidencia debe ser ocupada por alguno de la oposición.

Garay recordó ayer que la Ley que rige el funcionamiento del Tribunal determina que su conducción, tal cual lo dice su nombre, es ejercida por tres funcionarios: un presidente y dos vocales. El trío debe ser integrado por dos abogados y un contador, o dos contadores y un letrado. Después de la destitución del abogado Peres -quien ejercía la presidencia- y del contador Rubén Rivero -vocal- por negligencia en el control de cuentas del IPAV, sus lugares permanecen vacantes. El único que mantuvo su cargo fue el otro vocal, Francisco García, de profesión abogado.

El proceso de selección de los nuevos miembros, tanto para vocal como presidente, sólo elevó el dueto de abogados (Paz y Sappa). El gobernador debe elegir a uno de ellos para ocupar uno de los dos cargos. Si Jorge designa al aspirante electo como vocal, la presidencia vacante será ocupada por un contador elegido por Jorge con el acuerdo de los dos tercios de la Legislatura, pero si el mandatario ubica a uno de los abogados en la presidencia, sólo requerirá el apoyo de las dos terceras partes de la Cámara para designar al vocal.

Mayoría simple.

Este último escenario relativiza lo expresado por Pessi a este diario. ¿Qué había dicho el legislador del Frepam? "No hay ninguna flexibilidad con el tema. Somos claros y contundentes: el tercer miembro del Tribunal de Cuentas debe ser fruto de un acuerdo, de ninguna manera daremos los dos tercios si no es un contador propuesto por la oposición. Es más, ese tercer miembro debe ser el Presidente del Tribunal".

Para Garay tales afirmaciones surgieron de una "confusión". "No necesariamente el presidente del Tribunal de Cuentas debe tener las dos terceras partes de los votos. Son dos cargos, para ambos se mandaron duetos de abogados. El gobernador puede elegir al presidente o al vocal de esos duetos. Si elige al presidente, se aprueba con simple mayoría y listo", sentenció.

En su edición de ayer, este diario reprodujo declaraciones del presidente de la bancada justicialista, Daniel Lovera, quien afirmó que no le parecía mal el pedido de Pessi, pero aclaró que Jorge no había hablado al respecto con la bancada oficialista. "No me parece mal que la oposición reclame para sí esa designación, porque soy un convencido de que en democracia deben aceitarse los controles. (...) Espero que el gobernador nos hable para conocer la postura del Ejecutivo y ver qué postura asumimos", había dicho.

Comentá la nota