''Si me presenté es porque todavía puedo seguir trabajando por Saladillo''.

La concejal de la Unión Cívica Radical respondió a cuestionamientos realizados por el ex jefe de Gabinetem Claudio Massaccesi, y a los dichos de una vecina que manifestó que "los concejales son unos calienta-bancas y levanta-manos", asegurando no merecer ''semejante desconsideración''.

Robles manifestó: "El que calla otorga, y cuando una está recibiendo tantas agresiones, tantas desacreditaciones con respecto a la función, tanto de ser concejal como el de haber integrado nuevamente una lista de concejales de la UCR, me siento agredida y molesta" por las declaraciones de personas sobre las ella tenía otra opinión formada.

Al mismo tiempo expresó que ayer, mientras ella estaba en un negocio, una vecina manifestó que "los concejales son unos calienta-bancas y levanta-manos", y ante esto expresó que hace unos meses a ella se la culpó de haber roto el bloque por plantear dudas respecto a la habilitación del depósito de Super Vea.

"Tengo una trayectoria y no quiero que nadie me la manche", aseguró Robles, y agregó que forma parte de la UCR y trabaja en ella desde 1983, participando desde diferentes lugares. "Estoy como concejal para trabajar", sostuvo, y agregó: "24 proyectos presentados en forma personal, más los 6 que presentamos en conjunto con el bloque", significa que los concejales trabajan.

Entre los proyectos presentados por la edil figuran la remodelación de la plaza principal y del Teatro Español, la señalización del Barrio Esperanza, la creación del Centro de Jubilados San Roque, pedidos para que respondan por el edificio de la EEE, del Centro de Formación Profesional y del jardín de Saladillo Norte.

Además se trabajó para diferentes homenajes, como el realizado a Mario Michelini, a los concejales de la democracia, a las mujeres en su día, a la banda de bomberos en sus 50 años, y las felicitaciones por los 50 y 100 años de distintos establecimientos educativos.

Ante esto expresó que "para algunos serán pequeñas cosas. Me duele mucho cuando nos acusan de levanta-manos y calienta-asientos, como si la dieta que cobramos sea regalada. Creo no merecer semejante desconsideración".

Robles manifestó que cuando una persona que fue funcionario municipal manifiesta que formaron una lista "aberrante", le pide que "use el diccionariom porque ese término no se lo voy a aceptar", indicó Robles refiriéndose a Claudio Massaccesi. "Si me presenté es porque todavía puedo seguir trabajando por Saladillo", expresó la concejal, y agregó que está preparada para continuar reclamando por lo que el gobierno provincial no respondió.

En cuanto a los cuestionamientos sobre la falta de apertura del comité expresó que el comité convoca a todos, y agregó que en las negociaciones con la CC, cuyos miembros "tanto se rajan las vestiduras", se les ofreció 3º y 5º puesto, quedando ella afuera o yendo como suplente. En ese momento ella pidió que se haga una lista en conjunto. "La UCR cedió, se prestó, es honesta, transparente. Las cosas se hicieron por derecha".

Robles dijo que para hacer un proyecto uno debe investigar, analizar, y más allá de estar en el HCD uno debe trabajar en otras cosas, como recorrer los hogares, para ver, por ejemplo, si a una familia le corresponde o no beneficiarse con la tarifa social. "Hay muchas cosas que no se escriben, no se dicen, no se conocen", expresó sobre los trabajos que realizan con los vecinos y que no salen a la luz.

"Ojalá pudiera devolver mucho más de todo lo que me ha dado Saladillo, la gente y las instituciones", aseguró Robles. "Quiero que la gente sepa que los concejales somos transparentes", y si alguno considera que no es así puede denunciarlo.

Comentá la nota