Presentaron la política salarial de Corrientes

Gremios con representación en los distintos sectores del Estado asistieron hoy al Palacio San Martín y allí participaron de una reunión informativa con el gabinete del Ministerio de Hacienda, que aprovechó el encuentro para presentar su gestión salarial y laboral a lo largo de todo para ratificar el cumplimiento de la Ley de Presupuesto.
Iniciar acciones de complementación para impulsar el salario indirecto y asumir el compromiso de habilitar, en un futuro cercano, ámbitos de discusión para encarar nuevos mecanismos de contención para la masa de empleados del Estado.

El encuentro contó con la presencia del ministro de Hacienda y Finanzas, Sergio Tressens, de la subsecretaria de Hacienda, Griselda Romero Delfino y la del subsecretario de Finanzas, Armando Martínez. Estuvieron asimismo representantes de ATE, CTA y UPCN, aunque también, en un primer momento, referentes de la llamada Multisectorial de gremios estatales.

Estos decidieron abandonar el salón de acuerdos antes de la llegada del ministro, que atendía cuestiones de estricta necesidad para la marcha de su cartera y de la administración, aunque tamaña incomprensión no impidió el desarrollo normal de la reunión con el resto de los sectores gremiales, a los cuales se les reconoció el gesto tolerante e institucional más allá de sus posicionamientos políticos.

Así, sorteado el inconveniente, la jerarquía del Ministerio de Hacienda presentó un trabajo ante los referentes sindicales que avala la gestión desarrollada a lo largo de los últimos tres años, que incluye puntos centrales como los que siguen:

Que el Gobierno de la Provincia ha duplicado el costo laboral promedio en lo que lleva de gestión; que ha otorgado aumentos salariales que implican un 85,89 por ciento desde 2005 a la fecha y que ha destinado mayores recursos de coparticipación a la partida de personal. Por último se dejó constancia de que los aumentos otorgados recompusieron las escalas salariales y la estructura piramidal, situación que no se daba desde el año 1991. Y que esta recomposición alcanzó el 160% para los agentes que menos ganan.

Tanto el ministro como sus subsecretarios, además, pusieron a consideración de los asistentes los números reales de la coparticipación federal, en el marco de una especie de balance del año. Y empezaron a discutir políticas inclusivas, como los salarios indirectos, que se instrumentarán mediante acciones conjuntas con el Invico, Ioscor, el Banco de Corrientes y la Dpec, todo ello en el marco de consideraciones acercadas por los propios sindicatos.

Además, se avanzó en otros asuntos de interés para los trabajadores, y aunque quedaron pendientes nuevas reuniones, se pudo discutir sobre el alcance y la necesidad de gestión de todos los sectores involucrados para poder articular salidas convenientes para contrarrestar los efectos de la crisis.

"Los que se fueron no participaron de estos avances. Nosotros seguiremos avanzando porque reconocemos el trabajo de los gremios y sobre todo el de aquellos sectores que aportan ideas por encima de sus posicionamientos personales, sectoriales y políticos", enfatizó Tressens.

Política salarial

A la hora de la presentación de los números se explicó que por coparticipación, fueron proyectados unos 1.575 millones, que se convertirían en 1.814 a fin de año, los que generarán un resultado positivo de 239 millones de pesos. En cuanto a los ingresos propios, de los 300 millones proyectados se recaudarían 363, unos 63 millones más de lo previsto.

No obstante, se aclaró que esas utilidades se consumen por la falta de aprobación y desembolsos del PAF, que a lo largo de 2008 insumieron 304 millones de pesos, lo que genera un saldo negativo de 2,6 millones de pesos.

Fue ratificado asimismo el gasto en personal. Se han proyectado 1.521 millones, pero se ejecutarán 1.731, unos 209 millones más de lo previsto. Sumado a ello, la coparticipación municipal pasó de los proyectados 281 millones, a los actuales 326, más de 45 millones de pesos adicionales.

Así, de los 239 millones de mayores recursos, menos lo distribuido a los municipios, arroja un resultado de 203 millones de utilidades, de los cuales la ley de presupuesto prevé una asignación específica a salarios del 50 por ciento, es decir, poco más de 101 millones de pesos, la mitad de lo que el Gobierno ya invirtió el rubro en todo 2008.

Tras estas explicaciones, los gremios se comprometieron a oficiar de agentes transmisores y a colaborar en la contención de la crisis, que fue el pedido expreso formulado por el ministro Tressens.

A cambio, el Estado activaría en el futuro todos los mecanismos a su alcance para generar ámbitos de discusión para poder desarrollar, en adelante, políticas salariales que, teniendo en cuenta el marco de crisis, tiendan a ayudar a los sectores de la administración que este año resultaron menos favorecidos.

"El escenario de 2009 será complejo. Ya lo es este que vivimos, por lo que necesitamos el acompañamiento de todos los sectores para poder diseñar las mejores estrategias que nos permita el actual estado de incertidumbre financiera", dijo el ministro Tressens antes de despedir a sus invitados.

Comentá la nota