Presentaron un plan trienal de emergencia habitacional

La iniciativa también contempla un plan bienal para equipar integralmente a las escuelas y hospitales de toda la Provincia.
Neuquén > El bloque de la Concertación presentó en la Legislatura Provincial su plan trienal de emergencia habitacional para el período 2009 – 2011.

El proyecto de ley procura soluciones y representa una inversión que alcanza a 400 millones de pesos. Además, contempla un plan bienal para equipar integralmente a todos los hospitales y escuelas de la provincia, por un monto que podría alcanzar los 120 millones de pesos, durante 2009 y 2010.

La iniciativa prevé que la financiación de ambos planes sea posible sobre la base de los recursos extraordinarios que recibirá Neuquén por la renegociación de los contratos petroleros, más allá del destino genérico que determina la Ley provincial 2.615.

Estos recursos, según se sostiene, deben financiar erogaciones que resuelvan problemas crónicos o estructurales, mejoren el desarrollo económico y social, y beneficien en una forma extendida en el tiempo a distintas generaciones.

Así, el proyecto de ley pretende que el 50 por ciento de los fondos percibidos sean destinados al plan trienal de emergencia habitacional; que el 40 por ciento de estos recursos sean afectados para financiar el plan bienal escolar de equipamiento integral; y que una proporción equivalente, sea reservada para equipar a los hospitales de la provincia.

“Un problema extraordinario como el déficit habitacional debe atacarse con recursos extraordinarios y en la forma más agresiva posible”, sostuvo el diputado provincial Ariel Kogan, quien agregó: “Las situaciones de hecho y las usurpaciones no deben ser convalidadas de ninguna manera. Apañar o consentir esto, es un insulto a la mayoría de los neuquinos”.

Dijo que durante años se intentó omitir la responsabilidad que tiene el Estado Provincial en materia de viviendas, y trasladarla a los municipios, quienes no tienen forma alguna de resolver o atenuar el problema habitacional.

Déficit habitacional

El plan de emergencia habitacional está integrado por cuatro programas que buscan generar una “agresiva oferta de lotes aptos para construir viviendas”.

Estos, prevén la ejecución de obras de infraestructura urbana como apertura de calles, sistema de agua potable y cloacas, energía eléctrica, gas y alumbrado público.

También facilitan la ejecución de construcciones básicas como plateas, núcleos húmedos o de servicios que concentren las instalaciones internas de los servicios básicos y su conexión a las redes de distribución.

Los programas procuran la implementación de microcréditos para la vivienda, la adquisición o expropiación de tierras para urbanización; y la intervención del Gobierno Provincial y los municipios en la organización, administración de los programas; distribuyendo los recursos previstos de manera proporcional con la demanda habitacional insatisfecha.

“El Estado debe tener un política activa y organizada para atacar este grave problema que no sólo abarca la inversión pública, sino también implica una agresiva política impositiva que castigue la especulación inmobiliaria, así como las medidas que faciliten y fomenten la construcción por iniciativa propia de viviendas para habitar y para alquilar”, apuntó Kogan.

Escuelas y hospitales

Según la iniciativa, los fondos serán exclusivamente afectados a la provisión de equipamiento para todos los establecimientos educativos y hospitales. En las escuelas, se aprovisionará de material a las bibliotecas, salas de informática, laboratorios, talleres técnicos; y de accesorios e implementos para el dictado de educación física.

En tanto, en los establecimientos del sistema provincial de Salud Pública, los fondos serán utilizados para equipar los laboratorios de análisis clínicos y patológicos y las terapias de rehabilitación o tratamientos de diversas patologías. Además, se erogarán recursos que abastecerán de equipos como tomógrafos, ecógrafos y mamógrafos, a las clínicas de imágenes; equipamiento e instrumental quirúrgico.

Comentá la nota