Se presentaron los nuevos estándares para carreras de Ingeniería

Se presentaron los nuevos estándares para carreras de Ingeniería

El ente que nuclea a las facultades de Ingeniería del país presentó formalmente un documento con nuevas propuestas de estándares para 25 títulos de ingeniero. El mismo fue consensuado por más de 100 facultades e incorpora un modelo de aprendizaje centrado en el estudiante y orientado al desarrollo de competencias.

En la última Reunión Plenaria del Consejo Federal de Decanos de Ingeniería (CONFEDI), realizada en la ciudad de Rosario el pasado 1º de junio, se aprobó en Asamblea el documento denominado “Libro Rojo”, el cual contiene las nuevas “Propuesta de Estándares de Segunda Generación para la Acreditación de Carreras de Ingeniería en la República Argentina”. El mismo ya fue presentado ante la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación de la Nación, así como ante el Consejo Universitario Nacional y el Consejo de Rectores de las Universidades Privadas.

Esta propuesta de estándares es la culminación de un largo proceso que comenzó en 2016, durante el plenario realizado en nuestra ciudad, Resistencia, y que continuó luego en los plenarios de Mar del Plata y Oro Verde, en 2017. Para su elaboración se constituyó una comisión ad hoc que trabajó primero en el marco conceptual de este documento y, posteriormente, en lo referido a competencias específicas y descriptores de conocimiento, que fueron consensuados y aprobados por las facultades nucleadas en el Consejo. Para lograr el segundo documento se involucraron las 25 redes de carrera de CONFEDI, y más de 500 directores de carreras de todas las facultades del país trabajaron en sus respectivas terminales en un proceso comprometido, participativo y democrático que obtuvo el respaldo unánime del plenario de Decanos.

La enseñanza de la ingeniería argentina, ante un nuevo paradigma 

El “Libro Rojo” propone estándares para 25 títulos de ingeniero e incorpora un modelo de aprendizaje centrado en el estudiante -cambiando el enfoque tradicional que pone al docente como eje y protagonista de lo que ocurre en el aula- y orientado al desarrollo de competencias, tanto genéricas (comunes a todas las carreras de ingeniería y necesarias para asegurar el perfil de egreso) como específicas de cada terminal. Este enfoque, sumado a algunos aspectos claves en cuanto a las condiciones generales y curriculares en este sentido, contribuirá a una mejora de la efectividad en el proceso de formación, así como de los indicadores de retención, duración real y graduación del sistema.

Para implementar este nuevo modelo de enseñanza- aprendizaje, CONFEDI ha organizado, en conjunto y con el apoyo de la Secretaría de Políticas Universitarias, un programa de “Capacitación de Docentes para el Desarrollo de un Aprendizaje Centrado en el Estudiante en las Carreras de Ingeniería”, con el objetivo de desarrollar actividades de sensibilización, capacitación y asistencia para docentes y gestores académicos de dichas carreras. Este programa alcanzará a 300 docentes de 100 facultades de ingeniería de todo el país, los que a su vez actuarán como “agentes multiplicadores”, formando a sus colegas en cada una de las distintas unidades académicas.

En lo que refiere puntualmente a las competencias, el documento señala que “Tanto las competencias genéricas como las específicas de cada terminal pueden desarrollarse y

perfeccionarse también fuera del ámbito académico; en el campo laboral, o bien en el marco de

actividades universitarias extracurriculares, o solidarias, o de actuación ciudadana, entre otras”, y que “las carreras podrán reconocer esta contribución al desarrollo y fortalecimiento de las

competencias de egreso”. Al respecto, Liliana Cuenca Pletsch, ex Decana de la Facultad Regional Resistencia de UTN y quien fuera presidente de CONFEDI en 2016, cuando comenzó este proceso, explicó que los nuevos estándares “no se centran sólo en horas presenciales, sino que también reconocen horas que el alumno desempeña fuera del aula y que lo ayudan a lograr las competencias requeridas, cómo puede ser el trabajo en proyectos de investigación, en el ámbito laboral, realizando cursos, ya sea fuera de la facultad o en áreas de extensión universitaria, que le permiten lograr tanto las competencias cómo adquirir los conocimientos que están pautados en las carreras. Es decir, poner en juego todas las herramientas que hoy están disponibles”.

El cambio de paradigma también involucra a otro de los pilares de la educación universitaria: la investigación. En ese sentido, Cuenca Pletsch señala que esta nueva propuesta apunta a equiparar la labor de investigación que deriva en la publicación de papers con aquella que produce transferencias de tecnologías hacia el medio, “cambiando el modo de vida, aportando al desarrollo local o regional, generando patentes o ayudando a resolver problemas sociales”.

Asimismo, la expresidente de CONFEDI señala que estos nuevos estándares “se asemejan al modelo de estándares internacionales”, por lo que este cambio contribuirá a alcanzar otro de los objetivos planteados por el Consejo Federal, como es avanzar hacia la internacionalización de la ingeniería argentina, “facilitando la movilidad entre facultades de ingeniería de distintos países”.

El flamante documento de CONFEDI continúa una tradición de formulación de propuestas por parte de este organismo que encuentra sus antecedentes en los documentos “Unificación Curricular en la Enseñanza de la Ingeniería en la República Argentina”, editado en 1996 y conocido como “Libro Azul”; y la “Propuesta de Acreditación de Carreras de Grado”, publicada en 2000 como “Libro Verde”. Dichos documentos han resultado insumos de valor para todos aquellos que intervienen en el proceso de enseñanza de las ingenierías en el país.

Cabe señalar que esta propuesta se realiza conforme lo establecido en la Resolución 989/2018 del Ministerio de Educación, “Documento marco sobre la formulación de estándares para la acreditación de carreras de grado”, y tomando como referencia las Actividades Reservadas Profesionales aprobadas por dicha cartera mediante Resolución 1254/18.

Comentá la nota