Presentaron nueva tecnología

El Criadero Buck desarrolló para los productores, semilleros multiplicadores, técnicos y comerciantes vinculados al sector agropecuario, la tradicional visita al campo experimental de La Dulce.
Allí, se recorrieron los diferentes ensayos en las parcelas demostrativas y además, se presentó una variedad de trigo resistente a imidazolinonas, que estará disponible para la próxima campaña.

“Presentamos el primer trigo con resistencia a imidazolinonas, que sale en la República Argentina y que veníamos anunciando en campañas anteriores”, señaló la presidenta de Buck Semillas, Hilda Buck, y agregó que “la tecnología Clearfiled, ya estaba presente en otros cultivos como maíz, girasol y colza y ahora lo está en trigo”.

Respecto de las características del trigo Buck 55 CL, indicó que “es una variedad de ciclo corto que tiene muy buen desempeño desde el punto de vista agronómico y la posibilidad de usar imidazolinonas es una ventaja muy grande, sobre todo para el control, de malezas gramíneas anuales como avena fatua y raigrass y también malezas de hoja ancha”.

“El producto que se va a usar es diseñado especialmente por Basf, que nos ha provisto de los genes con tolerancia a imidazolinonas incorporados en esta variedad”, dijo Buck y apuntó que “es un producto especialmente diseñado para usar con el trigo y tiene un cierto efecto residual, lo que representa una ventaja para controlar nacimientos posteriores de malezas y también para el efecto que podría llegar a tener en una soja de segunda”. Además, mencionó que “la tecnología está muy indicada para usar en rotaciones con girasol clearfield”.

Un aspecto

Hilda Buck señaló que “el tema de incorporar la resistencia a imidazolinonas al plan de mejoramiento de trigo es uno de los aspectos del programa, también se está trabajando en trigo pan y candeal y dentro de los que es trigo pan, además de trigos panificables”.

“Estamos trabajando con trigos blancos y también estamos haciendo alguna investigación en trigos blandos, destinados para la fabricación de galletitas”, agregó.

La presidenta de Buck Semillas también se refirió a la incursión de la empresa en el cultivo de soja. “Nosotros no tenemos un programa de investigación en soja, sino que estamos licenciando variedades y esta soja BK 42, es la primera con la que salimos al mercado”, detalló.

“Es una soja del grupo 4.2, que ha tenido una excelentes resultados en los ensayos realizados el año pasado y creemos que podemos tener una buena recepción con este producto”, afirmó.

“La idea es poder ofrecer al productor una cartera más amplia de productos, porque tenemos un programa de investigación en trigo y en girasol, cultivos de invierno y de verano, respectivamente, y nos volcamos a la soja por la creciente demanda que ha tenido últimamente por parte de los productores”, opinó.

“Por eso, nos parecía interesante disponer de un material de soja para ofrecer otra opción como cultivo de verano además del girasol”, concluyó.

De la jornada también participaron el técnico de Basf, Daniel Rolón, que se refirió a las ventajas y beneficios de los trigos CL, así como también a la utilización de la tecnología clearfield en otros cultivos. Y el ingeniero agrónomo Mariano Delbuono, que abordó el tema de cómo optimizar la rentabilidad utilizando algunas de las herramientas que brinda la agricultura de precisión.

Comentá la nota