Presentaron el amparo para frenar los cortes en la Autovía

La municipalidad de General Pueyrredon concretó ayer la presentación de un recurso de amparo ante la posibilidad que el corte de circulación de vehículos en la Autovía 2 programado por vecinos de Lezama, impida o restrinja la llegada de turistas.
La acción judicial se hizo en conjunto con los municipios vecinos de Mar Chiquita y General Alvarado, ante la Justicia departamental con sede en esta ciudad.

Paralelamente, encabezados por el ministro de Justicia bonaerense Ricardo Casal -quien se movilizó ayer hasta localidades de la costa- se sumaron los intendentes de Pinamar, Villa Gesell y el Partido de La Costa, quienes adhirieron al pedido de amparo.

Tal como lo había adelantado en conferencia de prensa a principios de semana, ayer el intendente Gustavo Pulti y sus pares Jorge Paredi (Mar Chiquita) y Patricio Hogan (General Alvarado) se radicaron en el Juzgado en lo Civil y Comercial Nº 9 el amparo contra los piquetes previstos para mañana, pasado y el lunes. Se busca una pronta decisión judicial que permita armonizar la protesta de los vecinos de Lezama con los derechos e intereses de los habitantes, comerciantes y visitantes de los partidos de General Pueyrredon, Mar Chiquita y General Alvarado.

Por tanto, se pidió una medida cautelar que ponga a resguardo, durante el próximo fin de semana, los derechos e intereses de los municipios y sus habitantes, comerciantes, trabajadores y visitantes, dando intervención -si fuera necesario- a los órganos competentes para garantizar el libre transito por la Autovía 2 hacia la Costa Atlántica.

Conforme lo adelantó el propio intendente municipal, la presentación se hizo "en defensa del trabajo de los marplatenses y de los habitantes de las ciudades vecinas".

El ministro Casal, en la zona

El ministro de Justicia de la Provincia mantuvo reuniones con Pulti, Paredi y Hogan para dar continuidad a la posición adoptada 24 horas antes por el gobernador Daniel Scioli en defensa de los intereses de los municipios que puedan verse afectados por los piquetes anunciados en Lezama.

La primera parada de Casal fue en el aeropuerto ?Juan Domingo Perón? de Miramar, donde dialogó con los tres intendentes por espacio de unos 15 minutos. Si bien el ministro evitó el contacto con la prensa, allí se acordó la presentación del amparo judicial en la departamental marplatense para garantizar el derecho constitucional de libre circulación. Al amparo se anexaron distintos petitorios de gremios gastronómicos y empleados de comercio.

Los jefes comunales manifestaron su preocupación por la amenaza en ciernes. ?Vemos con total desagrado que se pretenda la autonomía de Lezama con esta medida de protesta donde se corta la ruta perjudicando a terceros y evitando que distintas familias puedan acercarse a la costa atlántica, más aún en una fecha tan emblemática", dijo a LA CAPITAL el intendente Hogan. Y añadió: "Sin duda que deben agotarse los canales de diálogo y consenso, en una mesa de negociación, no con estas actitudes que nunca llegan a buen puerto?.

Pulti por su parte declaró que si bien ?cada comunidad tiene sus necesidades, esto no tiene que afectar y deteriorar el trabajo de la gente que reside en las diferentes localidades balnearias. Lo que les da de comer a nuestros vecinos durante todo el año es en algunos casos la industria, pero también la hotelería y otros servicios de turismo?, añadió Pulti.

En tanto Paredi fue todavía más concluyente: ?Todos los intendentes de la costa estamos trabajando para este fin de semana que marca prácticamente el ritmo de la temporada, donde muchos turistas hacen sus reservas?, de manera que -agregó- ?trataremos por todos los medios que la gente de Lezama reflexione y que un reclamo de estas características perjudique los derechos de otros?, concluyó.

Gesell, Pinamar y la Costa

Similar reacción tuvieron los jefes comunales de Villa Gesell, Pinamar y el Partido de la Costa, quienes solicitaron al gobierno bonaerense garantizar la libre circulación por la autovía 2 a lo largo del próximo fin de semana. Convocados por sus pares del sur y por el ministro Casal, los intendentes de las tres localidades firmaron su adhesión al amparo que ordena a la policía bonaerense disponer ?lo necesario para evitar cortes en la ruta? entre el 9 y el 12 de octubre.

El geselino Jorge Rodríguez Erneta, el pinamarense Rafael De Vito y el titular de La Costa Juan Pablo de Jesús recibieron al ministro Casal y acordaron sumarse a la movida anti piquetes en la autovía.

?Esta medida es más que necesaria, ya que este fin de semana largo favorece el turismo interno y por consiguiente a las economías regionales y este tipo de acciones nos perjudican", remarcó Rodríguez Erneta.

Recordó que Villa Gesell esperando "ansiosamente el fin de semana, proyectando la Semana de la Raza en el Mar, un encuentro de culturas, que congrega a más de 80 mil visitantes" y por ello quieren "garantizarle al turista que nos visita poder llegar tranquilo a nuestras costas?.

Se supo tam bien que habitantes de Lezama estuvieron dos semanas atrás en Pinamar y en Villa Gesell con la intención de entrevistarse con los intendentes de ambas localidades para convencerlos de apoyar su protesta en la ruta, pero finalmente no lo consiguieron.

Smata suspendió las medidas

de fuerza para el fin de semana

La reunión concedida por el ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, doctor Carlos Tomada, que se llevó a cabo a última hora de ayer, le permitió a la asamblea del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor suspender las medidas de fuerza que tenía previsto tomar este fin de semana largo, que incluía el corte de ruta en tres sectores de la Autovía 2.

Si bien no se ha definido nada respecto al reclamo el hecho de conceder ese encuentro, llevó a los delegados resolver levantar las medidas a tomar. Lo pedido era resolver de manera inmediata la homologación de los convenios que firma Smata con las cámaras de combustibles y que no le demoren más de dos años en hacerlo. Situación que no sucede lo mismo con el otro gremio de estacioneros, SOESG y PE, que no tiene jurisdicción en este sector de la provincia de Buenos Aires, pero el reconocimiento se lo hacen casi de inmediato.

Esa misma asamblea llevada a cabo anteanoche también resolvió continuar en estado de alerta y movilización porque aún no se ha resuelto con la cámara del sector el incremento salarial para los segundos seis meses del acuerdo anual. Desde marzo a agosto se había acordado un incremento de 300 pesos, y se convino que para el mes de septiembre se abone esa misma cifra, ahora se está discutiendo que ese mismo monto se abone hasta febrero del próximo año y que los 600 pesos en los 12 meses sea volcado a partir de marzo del próximo año en el salario remunerativo. Las reuniones entre ambos sectores continuarán el próximo miércoles, si no se llega a un acuerdo ese día, se llamaría a una nueva asamblea para definir los pasos a seguir.

Comentá la nota