Presentarían propuesta para reformar ordenanza de agroquímicos

El director de la Producción municipal, José Trentino, indicó que la preocupación de los productores pasa por las distancias que establece la ordenanza. Según ellos, quedarían muchas pequeñas explotaciones sin poder producir.

En la Casa de Campo de Saladillo, en la noche del jueves, se realizó el segundo encuentro con motivo de la ordenanza que regula las fumigaciones en el distrito.

Participaron productores agropecuarios, aplicadores de agroquímicos, funcionarios municipales, algunos concejales (asistió solamente el FpV), dirigentes de entidades rurales y representantes del grupo ambientalista ECOS.

Además, fueron invitados por los agricultores dos ingenieros agrónomos que se especializan en temas de agroquímicos: Alberto Etinot y Augusto Piazza.

Esta segunda reunión surgió a pedido de los productores y de los dirigentes del agro, con el objeto de avanzar en la discusión de la ordenanza recientemente modificada, y que prohíbe la fumigación terrestre en campos ubicados a 500 metros de las zonas urbanizadas. Es el caso de los barrios Saladillo Norte y Los Troncos.

El director de la Producción municipal, José Trentino, indicó que la preocupación de los productores pasa por las distancias que establece la ordenanza. Según ellos, quedarían muchas pequeñas explotaciones sin poder producir.

A su vez, la distinta de aplicación aérea, establecida en 5 kilómetros desde las zonas urbanizadas, es considerada restrictiva para los productores. "Si tomamos Del Carril y Polvaredas, prácticamente no quedaría lugar para las fumigaciones. Creo que son temas que deberán irse mejorando", opinó.

Propuesta

Trascendió que los productores elevarán una propuesta al Municipio y al Concejo Deliberante para que la comparen con las leyes y ordenanzas que rigen en otros lugares.

"A criterio de las entidades y de los técnicos que asistieron a la reunión, deberían reverse algunas cuestiones de la ordenanza vigente, que prohíbe fumigar en un radio de 500 metros, a partir de la zona urbanizada", dijo Trentino.

Los productores plantearon que debería impedirse la aplicación de determinados productos tóxicos, pero no las fumigaciones con sustancias autorizadas.

"La idea es que esa sugerencia se evalúe, con el fin de hacerle o no alguna reforma a la ordenanza. Eso quedará a criterio del Concejo Deliberante y del Departamento Ejecutivo", expresó Trentino.

El funcionario señaló que el glifosato –uno de los productos más cuestionados por las organizaciones ambientalistas– está aprobado por el Senasa para su comercialización en el mercado. "Tiene la banda verde y no sería de alto riesgo. De todos modos, eso queda para que lo debatan los técnicos", aclaró.

Otro de los aspectos planteados por los productores es la necesidad de capacitar a las personas que aplican los agroquímicos.

"No creemos que esta ordenanza esté mal. Hay que reglamentar ciertas actividades. El Concejo Deliberante, al igual que el Departamento Ejecutivo, está abierto para escuchar las propuestas", concluyó.

Comentá la nota