Presentarán un pedido de informes por el contador hematológico usado que compró el Municipio

Mientras los bloques de concejales de la oposición ultiman los detalles para presentar un durísimo pedido de informes, 0223.com.ar publica más irregularidades sobre el escandaloso proceso licitatorio que realizó el gobierno municipal para la adquisición de un contador hematológico.
Tal como reveló este vespertino digital, el Ejecutivo Comunal decidió declarar "mejor propuesta" la correspondiente al contador hematológico ADVIA 120 usado marca Siemens en el marco de la licitación privada 23/09 denominada "Adquisición de contador hematológico con destino de la Secretaría de Salud".

En declaraciones a FM 99.1, la presidenta del bloque de concejales de la UCR, Cristina Coria, adelantó este miércoles que se presentará un pedido de informes con el fin que el intendente Pulti brinde explicaciones sobre esta controvertida compra que superó los 250 mil pesos.

EL INICIO DE LA HISTORIA

Los laboratorios municipales contaban con dos instrumentos americanos marca Coulter, vetustos y costosos.

Para asegurarse que sus instrumentos usaran exclusivamente sus insumos, el fabricante del instrumento vende los reactivos con un chip o llave electrónica, que se proporciona con cada compra de insumos y sirve para un número limitado de determinaciones.

Es decir, se trata de instrumentos totalmente cerrados, reactivo dependiente y pese a que los mismos insumos se encuentran disponibles en el mercado, elaborados por la misma marca comercial Coulter y mucho más baratos (para otros aparatos de ellos), estos no funcionan por la falta del chip correspondiente.

De esta forma, la Municipalidad y los vecinos marplatenses pagaron en el pasado la disparatada suma de 3,75 pesos por hemograma realizado (según datos provistos por los funcionarios municipales en el proceso de impugnación), cuando los laboratorios privados de la ciudad abonaban entre $ 0,15 y $ 0,80 dependiendo del instrumento.

¿COMO FUE LA LICITACIÓN?

El llamado a licitación demoró años, mientras se esperaba la partida presupuestaria.

De haber efectuado el análisis de costos, se hubiera visto que con los cientos de miles de pesos derrochados, se podría haber equipado completamente el laboratorio y otras áreas de salud.

Durante el último año, los profesionales del laboratorio municipal comenzaron a consultar a los proveedores sobre las distintas posibilidades y presupuestos.

Finalmente, se efectuó el llamado, con las especificaciones y presupuesto razonables de acuerdo a las necesidades. Excepto que en el pliego no se especificaba si el aparato debía ser nuevo o usado. Ante la consulta verbal de una de las firmas que participó en la licitación se le contestó que "nuevo", ya que "la Municipalidad no compra instrumental usado ni reacondicionado".

Asimismo, la empresa marplatense IAC INTERNACIONAL SRL sugirió que se incluyera el empleo de reactivos nacionales, para evitar que se compren aparatos con reactivos originales excluyentes, es decir que se vuelva a la situación en que el proveedor del instrumento tiene el monopolio de los insumos y le agregue precios abusivos. También, pidió que se solicite a los oferentes cual es el costo por determinación posterior. Esto no se incluyó en el pliego.

Es decir que la Municipalidad, en defensa del interés de los vecinos, compró un aparato sin preguntar cuánto va a costar su uso futuro. Es como irse de viaje con boleto de ida y sin saber cuanto nos va a costar el alojamiento, la comida etc. Y lo peor, si vamos a poder volver. Aquí está la gran trampa de la licitación y lo que terminará por costar millones a los contribuyentes.

¿CUAL FUE EL RESULTADO DE LA LICITACIÓN?

Tres analizadores cumplieron los requisitos del pliego y otros fueron descartados por sus menores prestaciones.

El menor precio correspondió a un instrumento Myndrai de origen Chino, ofrecido por la firma Gematec SRL pero fue rechazado.

El siguiente fue el instrumento de origen Japonés ofrecido por IAC INTERNACIONAL SRL que cumple con todos los requisitos y permite como mínimo triplicar la producción actual.

Tercero con el precio más alto, salió el instrumento ADVIA 120 usado que fue el eventualmente adjudicado. Las prestaciones del mismo son excelentes, pero varios especialistas le confiaron a 0223.com.ar que superan ampliamente las necesidades presentes y futuras (durante el período de vida útil del aparato).

¿POR QUÉ IMPUGNÓ IAC INTERNACIONAL?

La marca ofrecida por IAC INTERNACIONAL SRL es indiscutible a nivel mundial. Es un modelo que comenzó a comercializarse en todo el mundo hace muy poco tiempo.

Existen otras razones de mucho más peso, entre ellas IAC INTERNACIONAL SRL produce los insumos localmente, por lo que el costo por determinación de opción de la empresa marplatense es inferior a $ 1 contra $ 3,50 del aparato adjudicado. Es decir, que con la elección realizada, cada paciente costará como mínimo $ 2,50 más a la Comuna.

Por ende, la Municipalidad vuelve a cometer el error anterior, comprar instrumentos reactivos dependientes a un costo de mantenimiento exorbitante.

El impacto sobre el erario público es variable, dependerá de cuantos hemogramas se efectúen, pero oscilará entre 150.000 y 300.000 pesos anuales, eso si el único proveedor de insumos mantiene los precios.

ANOMALÍAS

1-Se abrió el período de impugnaciones y antes de que venza se compra el instrumento. Luego de un mes, la Comuna rechazó el cuestionamiento de IAC INTERNACIONAL y le dan 48 horas para ampliar la impugnación (el instrumento ya estaba comprado). Antes de que finalice el mismo, se los ve en los canales de TV al intendente Pulti y al Secretario de Salud, Dr. Alejandro Ferro, festejando la instalación del aparato.

2-El rechazo se efectuó empleando afirmaciones falsas. Por ejemplo, se dice que el instrumento adquirido es el único que posee controles originales de 3 niveles. El producto de IAC INTERNACIONAL SRL posee controles originales y habilitados por ANMAT de 3 niveles.

Más grave aun parafraseando a los vendedores de las empresas multinacionales, dicen que el aparato seleccionado posee reactivos originales que como es sabido garantizan el mejor funcionamiento, vida útil etc.

¿Quién lo sabe? ¿De dónde lo sacaron? ¿En qué trabajo científico figura? ¿Saben los evaluadores que anualmente se realizan alrededor de 5.000.000 de hemogramas en todo el país con los insumos de IAC INTERNACIONAL? ¿Saben que esto es desde hace más de 10 años y para las principales marcas comerciales existentes? ¿Tienen una magnitud del ahorro de divisas que ello ha significado? ¿De las personas que trabajan localmente? Hasta el momento no existe ninguna queja por efecto alguno que puedan haber causado los insumos de la empresa local ¿Si esto no es desvalorizar la Industria Nacional , qué nombre debe tener? ¿Cómo debemos llamar a los funcionarios que efectúan tan livianamente las graves afirmaciones que efectúan los evaluadores?.

Hasta el momento no se puede afirmar que la Comisión Evaluadora de la controvertida licitación mienta, más bien que tal vez desconoce y analizó solamente el instrumento que han favorecido sin molestarse en comparar sus prestaciones con los restantes.

En ese orden, IAC INTERNACIONAL SRL presentó un documento con varias preguntas que todavía no han sido contestadas: por ejemplo, el instrumento ADVIA usado no permite procesar micro muestras de sangre capilar y el volumen requerido es mucho mayor que el que emplea la opción marplatense. ¿Se ha tenido en cuenta el impacto que tiene esto en un centro Materno Infantil donde cada gota de sangre cuenta?.

3-En el rechazo a la impugnación la comisión los evaluadores adoptan posturas más propias de ingenieros del fabricante que de un evaluador imparcial.

Así dicen que es el único que tiene el láser, que es el único con tal sistema, que hace esto y lo otro. Es difícil saber si la Comisión es consciente de lo que dicen, por ejemplo al afirmar que informa más de 200 parámetros. ¿Qué comité de hematología los validó? ¿Para qué sirven?

4- En la resolución adjudicatoria, el instrumento dice "refurbished" en ingles, no se tomaron la molestia de traducirlo: reacondicionado.

Es decir que la Comuna adquirió un instrumento usado y reacondicionado.

Además, el instrumento ADVIA 120 usado, por lo menos existía en el 2001 y probablemente antes.

Esto hace suponer que la tecnología es de esa época, muy a pesar de la ferviente defensa que de ella hace la Comisión Evaluadora. Si uno compara una computadora de hace 8 años con una actual, podrá tener un paralelismo de las tecnologías.

Para ser rigurosos y como posibilidad atenuante, se debería saber en que año se fabricó el modelo adquirido y donde estuvo instalado antes.

Es posible que a los modelos recientes, se les efectuaran importantes actualizaciones para mejorar su tecnología, por lo que el atraso no fuera tan grande.

Así como a nadie se le ocurriría comprar un auto sin conocer el año de fabricación también es básico al comprar un instrumento usado, saber su antigüedad.

Como el dato podrá obtenerse rápidamente preguntando a las autoridades sanitarias, esta cuestión podrá resolverse en horas y podremos enterarnos que seguramente se trata un modelo de este año, sin uso que solo se llevó a un congreso para mostrarlo. Esta respuesta es obtenida sistemáticamente cuando se adquiere un instrumento de los llamados "Refurbished". ¿Suena conocido? Es como el auto que solo fue comprado a una viejita que lo usaba para dar una vuelta manzana.

¿CUAL ES LA VERDAD?

En el 90 % de los casos los llamados instrumentos "Refurbished" provienen del primer mundo y fundamentalmente Estados Unidos.

Los aparatos nuevos son comprados o entregados en comodato a grandes laboratorios americanos, en su mayoría de Hospitales, donde luego de 200.000 a 500.000 determinaciones son cambiados por modelos nuevos.

El modelo usado es sometido a un re acondicionamiento variable según la Empresa. Puede ser una simple cosmética o algo importante, en este caso no lo sabemos. Lamentablemente, el usuario solo se entera de lo que compró luego de un tiempo, cuando el instrumento responde a la exigencia o no.

Finalmente, los instrumentos usados reacondicionados o no, son enviados a sucursales y distribuidores del fabricante en el tercer mundo, para que sus intachables gobernantes puedan ufanarse ante la comunidad de cómo los impuestos vuelven al pueblo. Cualquier semejanza con la realidad es pura casualidad.

Comentá la nota