Presentarán un amparo para permitir que una pareja gay pueda casarse en Tucumán

La Delegación Tucumán del Inadi presentará en febrero un recurso de amparo que permita a una pareja de hombres homosexuales contraer matrimonio. Se intenta que puedan gozar de todos los derechos y obligaciones que ofrece el matrimonio civil. Fiel a su hipocresía homofóbica, desde la Iglesia Católica advirtieron que acudirán a la Justicia para impedir que haya igualdad de derechos.
La posibilidad de que una pareja gay pueda gozar sin ser discriminada de los mismos derechos de una pareja heterosexual podría concretarse en la provincia a partir de febrero. Se estima que durante ese mes, la Delegación Tucumán del Instituto Nacional Contra la Discriminación la Xenofobia y El Racismo (Inadi) presentará en la Justicia un recurso de amparo que permita a personas de un mismo sexo a poder casarse.

La titular local del organismo, Graciela Cárdenas, confirmó a primerafuente que el 23 de diciembre una pareja integrada por dos hombres de unos 40 años requirió asesoramiento legal al Inadi a fin de contraer matrimonio.

"Ellos, que viven juntos hacer más de 14 años, desean no ser discriminados y poder gozar de los beneficios que el matrimonio otorga a cualquier pareja, como licencia por enfermedad del cónyuge, pensión por fallecimiento, herencia y obra social, entre otros", explicó Cárdenas, quien ya inició el trámite en el Inadi nacional a fin de obtener su respaldo legal.

"Creo que la sociedad tucumana, en su mayoría, ya está preparada para que se garanticen los derechos de todas las personas más allá de su género o sexualidad. Esta pareja decidió constituirse como una familia y tiene el derecho a gozar de las implicancias legales que ofrece el matrimonio a toda sociedad conyugal como la que ellos formaron", explicó Cárdenas a primerafuente.

Como era de esperarse, desde los sectores más retrógrados salieron a pronunciarse en contra de esta búsqueda de igualdad de derechos. Haciendo gala de un conservadurismo vomitivo, el párroco de la iglesia de La Merced, Liborio Randizzi, ya adelantó que presentará un planteo judicial para impedir la consumación del matrimonio gay en Tucumán.

En declaraciones radiales, Randizzi afirmó que el movimiento católico "tiene que defender la institución matrimonial porque ese es un derecho natural del hombre y la mujer y también un sacramento consagrado como es el matrimonio".

Sin pelos en la lengua y evidenciando una ideología de tinte homofóbico que roza la hipocresía –más si se tiene en cuenta la notoria cantidad de curas homosexuales que existe en el seno de la Iglesia Católica- el sacerdote calificó al intento de matrimonio homosexual como una "degradación" de esa institución y de la sociedad.

Siguiendo con su discurso medieval –cuando la Iglesia perseguía abiertamente a los homosexuales, incluso para asesinarlos en hogueras- Randizzi tildó de "lamentable" a la unión de personas de igual sexo. "La sociedad no puede basarse en la unión de parejas del mismo sexo; esa es una realidad que lamentablemente existe por estos tiempos tan cambiantes donde se quieren cambiar los principios éticos y morales", finalizó.

Comentá la nota