Presentan el proyecto de radiodifusión

El Gobierno quiere regular la transmisión de los partidos de fútbol; incorporarán a las telefónicas
Con más de 2500 invitados y el ex presidente Néstor Kirchner parado sobre el escenario, el Gobierno presentará hoy un nuevo proyecto de ley de radiodifusión que incorporará a las empresas de servicios públicos en la televisión por cable y achicará la cantidad de licencias que puedan quedar en manos de una empresa.

Además, se prevé una intervención del Estado en las transmisiones televisivas de los partidos de fútbol y la incorporación de las compañías telefónicas y las cooperativas en el mercado televisivo.

La presidenta Cristina Kirchner presentará con un gran acto en el Teatro Argentino de La Plata el proyecto que ingresará en el Congreso dentro de dos meses, después de una campaña pública de debate.

Según un bosquejo de la iniciativa que estuvo hasta último momento en elaboración, el Gobierno permitirá que el Estado regule los derechos de exclusividad para la transmisión televisiva de los partidos de fútbol, a los que el proyecto nombra como "encuentros deportivos relevantes".

Según confiaron fuentes oficiales al tanto de la iniciativa, eso no sería el fútbol de primera división. "Con la ley se dará un tratamiento similar al que tienen los partidos de la selección nacional", explicó un alto funcionario, que advirtió que posibilitarán que los grandes espectáculos deportivos sean transmitidos por TV abierta. La ley 25.342, sancionada por el gobierno de Fernando de la Rúa, obliga a emitir por televisión abierta los partidos de la selección nacional.

Hoy, la empresa que explota los derechos del fútbol es Televisión Satelital Codificada (TSC), integrada en partes iguales por el grupo Clarín y Torneos y Competencias. "La ley abre el camino para que el Estado intervenga, pero no obligará por ahora a nada porque es muy amplia", explicó un funcionario. Eso quedará para el momento de la reglamentación posterior que hará el Poder Ejecutivo. El Gobierno ya logró que canal 7 televise un partido de primera división que se juega los viernes.

Otro cambio fundamental de la ley, que modificará la sancionada por la última dictadura militar, será la habilitación para que las empresas de servicios públicos puedan prestar servicio de televisión por cable, hasta ahora, prohibido. Según confió un funcionario a LA NACION, este artículo fue largamente discutido incluso anteanoche, en una reunión de último momento en la quinta de Olivos con el ex presidente. Así, se podrán incorporar las empresas telefónicas y las cooperativas. Además, la ley apuntará a que ninguna empresa tenga más del 35 o 40% de abonados al servicio de cable en todo el país. Actualmente, según dijeron en el Gobierno, el grupo Clarín controla el 70%. Esto también fue ampliamente debatido. La carta que se guarda la Casa Rosada es vetar la fusión de las empresas Multicanal y CableVisión, cuyo principal accionista es Clarín, operación que fue aprobada por la Comisión de Defensa de la Competencia. Según supo LA NACION, el titular del Comfer, Gabriel Mariotto, podría dar de baja esa operación.

El trazo grueso del proyecto intenta "democratizar" la radiodifusión. La nueva ley se llamará Servicios de Comunicación Audiovisual y tendrá como eje achicar la cantidad de licencias en manos de una misma empresa. Con la legislación actual, el límite era de 24. Ahora quedará en 10 licencias para un mismo dueño.

Además, el total del espectro de radio y televisión se dividirá en tres: un 33% será comercializado por el sector privado (hoy tiene el 95%); otro 33%, por el Estado, y el resto por el sector privado no comercial, como gremios o cooperativas.

Comentá la nota