Presentan proyecto para regular el transporte en Neuquén

Tomaría estado parlamentario este jueves. Es una iniciativa de Mario Pilatti, concejal del MPN, que ha trabajado el tema con otros ediles, sobre aspectos técnicos y políticos. La intención es mejorar el servicio, más allá de qué empresa se haga cargo tras la licitación.
Este jueves tomará estado parlamentario un proyecto de ordenanza en el Deliberante capitalino, que promueve la creación en el ámbito de la Municipalidad de Neuquén de un Ente Regulador del servicio de transporte público de pasajeros en la ciudad.

El proyecto, que lleva la firma del concejal Mario Pilatti (MPN) establece que el organismo sería autárquico, con amplias facultades y responsabilidades sobre el transporte, y que estaría conducido por un directorio con un miembro designado por el órgano Ejecutivo Municipal y dos técnicos que serán designados por el Concejo Deliberante, previo concurso público de antecedentes y oposición.

Pilatti consideró que una de las debilidades de la Municipalidad es "el bajo nivel de desarrollo institucional que le permitiría manejar con un adecuado nivel técnico la contratación de un servicio que es naturalmente complejo", y justificó en esa circunstancia el "escaso poder de control del gobierno municipal sobre la calidad del servicio".

También se refirió a "una innecesaria y perjudicial demora" en el proceso de licitación, y calificó como "una gestión oscura y carente de base técnica" al actual contrato.

Para el edil, todas estas deficiencias pueden corregirse dotando a la Municipalidad de un organismo con amplias facultades en materia de transporte masivo, que tenga un grado importante de autonomía respecto de la estructura política municipal y que, diseñado para estar más allá de los cortos tiempos electorales, permita sostener una visión de mediano plazo, vinculando la problemática del transporte con el planeamiento integral y estratégico de la ciudad.

"La cuestión del transporte urbano masivo es un problema difícil de resolver en el mundo: las ciudades siguen creciendo, el nivel de motorización también, los hogares de menores ingresos son desplazados a las periferias urbanas, lo que implica más tiempo de traslado al trabajo y un mayor costo. En este contexto la crisis del transporte urbano redunda en un perjuicio que afecta principalmente a los hogares más desfavorecidos económicamente, que no tienen alternativas al transporte público. La complejidad de esta problemática requiere de instrumentos nuevos y de gran base técnica para encontrara soluciones adecuadas. En la ciudad de Neuquén no podemos seguir improvisando", señaló el concejal.

Comentá la nota