Presentan el proyecto de ley oficial sobre Ordenamiento Territorial

Después de realizadas las consultas participativas en toda la provincia, hoy se presentará en la Legislatura provincial, el anteproyecto oficial de Ordenamiento Territorial, donde se prevé que alrededor de 1,5 millones de hectáreas "ameritan su persistencia como bosques a perpetuidad".
De acuerdo a los parámetros de la propuesta, enmarcada en la Ley Nacional 26.331 -de Presupuesto Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos- un total de 6 millones de hectáreas de bosques, en su mayor parte ubicados en regiones semiáridas del este provincial, componen las diferentes categorías de conservación estipuladas en el documento y determinan qué actividades se pueden realizar en cada lugar.

Los datos proporcionados por la secretaria de Política Ambiental, Cristina Camardelli, también incluyeron la metodología de trabajo: "Se prestó atención a las comunidades que habitan el territorio y también al manejo de las cuencas hídricas, que son básicas para la supervivencia humana", remarcó la funcionaria.

"De las 6 millones de hectáreas aproximadas que quedan con bosques, la mayor parte está en regiones semiáridas ubicadas hacia el este, que es una región crítica, que por las condiciones de los suelos y el clima es perfecta para hacer ganadería con sistema de desmonte selectivo y también actividades forestales", afirmó.

Además Camardelli sostuvo que "hay muchísimos sectores productivos que necesariamente deberán introducir tecnología, entre ellos se encuentran los pequeños productores ganaderos que deberán utilizar pasturas para la cría de los animales".

En ese sentido y como lo prevé la ley nacional, "se deberá luego apoyar a pequeños productores en asistencia técnica y financiera" dijo la funcionaria, una tarea que dependerá del Ministerio de Desarrollo Económico.

El mapa

De acuerdo al relevamiento y en coincidencia con las diferentes categorías de conservación establecidas por la ley nacional, en Salta hay alrededor de 1,5 millones de hectáreas de categoría 1 (rojas), que son las que poseen muy alto valor de conservación que no deben transformarse y que ameritan su persistencia como bosques a perpetuidad. Todas las márgenes de los ríos están ubicadas en esta categoría.

Aproximadamente 3,5 millones de hectáreas conforman la categoría 2 (amarillo), es decir que son sectores de mediano valor de conservación, que podrán ser sometidos a usos como: aprovechamiento sostenible, turismo, recolección e investigación científica.

En la categoría 3 (verde), sectores de bajo valor de conservación que pueden transformarse aunque dentro de los criterios legales, se encuentran cerca de 1,5 millones de hectáreas. En este área se podrán realizar desmontes selectivos. Cabe recordar que el mapa "será modificado cada dos años", según precisó Camardelli.

Sin fondos prometidos

A pesar que la provincia cumplió con los plazos estipulados en cuanto a la presentación del proyecto de ordenamiento territorial, aún falta que el gobierno nacional asigne las partidas presupuestarias correspondientes, a fin de dar cumplimiento con la constitución del Fondo Nacional para el Enriquecimiento y la Conservación de los Bosques Nativos, también contemplado en la ley.

Estos recursos tienen asignado un papel clave en el nuevo marco normativo, ya que su finalidad es compensar a aquellas jurisdicciones que conservan los bosques nativos por los servicios ambientales que prestan a la sociedad.

De dónde saldrá la plata

Cuando se sancionó el año pasado la ley nacional de bosques nativos (26.331) se estableció en dicha norma la creación de un fondo para el enriquecimiento y la conservación de estos espacios. En un contexto de crisis financiera nacional e internacional, cabe preguntarse de dónde saldrían los fondos destinados a compensar y mantener las áreas boscosas, sobre todos a las comunidades que de ellas dependen.

En total son nueve artículos en los que se detalla cómo estará integrado el fondo, cómo se lo debe distribuir y cuál es el ámbito de su aplicación.

De esta manera, en el artículo 31 de la mencionada ley se establece textualmente que "El Fondo estará integrado por: a) Las partidas presupuestarias que le sean anualmente asignadas a fin de dar cumplimiento a la presente ley, las que no podrán ser inferiores al 0,3% del presupuesto nacional; b) El dos por ciento (2%) del total de las retenciones a las exportaciones de productos primarios y secundarios provenientes de la agricultura, ganadería y sector forestal, correspondientes al año anterior del ejercicio en consideración; c) Los préstamos y/o subsidios que específicamente sean otorgados por Organismos Nacionales e Internacionales; d) Donaciones y legados; e) Todo otro aporte destinado al cumplimiento de programas a cargo del Fondo; f) El producido de la venta de publicaciones o de otro tipo de servicios relacionados con el sector forestal; g) Los recursos no utilizados provenientes de ejercicios anteriores".

En tanto, en el artículo 32 se aclara que este fondo sólo será distribuido entre aquellas jurisdicciones que tengan aprobado por ley provincial su ordenamiento territorial. Como Salta recién está presentando el proyecto oficial, ésta es una de las explicaciones por las que no recibirá ninguna suma de dinero. Una vez que se cumpla con este paso, recién podrá determinar -junto con la Autoridad Nacional de Aplicación- las sumas que corresponda pagar, teniendo en consideración para esta determinación: a) El porcentaje de superficie de bosques nativos declarado por cada jurisdicción; b) La relación existente en cada territorio provincial entre su superficie total y la de sus bosques nativos; c) Las categorías de conservación declaradas, correspondiendo un mayor monto por hectárea a la categoría I que a la categoría II.

Por otra parte y siempre según la ley, los fondos deberán aplicarse en un 70 por ciento para compensar a los titulares de las tierras en cuya superficie se conservan bosques nativos (públicos o privados). El beneficio consistirá en un aporte no reintegrable, a ser abonado por hectárea y por año, de acuerdo a la categorización de bosques nativos, generando la obligación en los titulares de realizar y mantener actualizado un plan de manejo y conservación de los bosques nativos. El 30 por ciento restante se destinará a desarrollar y mantener una red de monitoreo y sistemas de información de susbosques nativos y la implementación de programas de asistencia técnica y financiera para pequeños productores y/o comunidades indígenas y/o campesinas.

En otras provincias

Mendoza, por ejemplo, es una de las que más avanzó en esta materia. Actualmente los funcionarios mendocinos están realizando un trabajo conjunto con especialistas de la Universidad Nacional de Cuyo y se espera que antes de fin de año puedan sancionar su ley provincial.

En Río Negro, más precisamente en Bariloche, apuntan a tener todo reglamentado en diciembre de 2009. En su página de Internet (www.bariloche.gov.ar) se muestran los avances del ordenamiento.

La provincia de Chaco también está interesada en este tema. En el pasado mes de octubre se hizo en Villa Angela una reunión en donde se analizaron los alcances de la ley nacional. También se tocaron temas relacionados a los bosques chaqueños, el desmonte, la forestación, y cómo se va a manejar la provincia en función del nuevo marco legal.

En detalle

La mayor parte de las áreas boscosas de Salta están ubicadas en zonas semiáridas, en dirección este.

De acuerdo al relevamiento Salta tiene 1,5 millones de hectáreas de categoría 1, que son las que poseen muy alto valor de conservación.

En la categoría 3 hay sectores de bajo valor de conservación que pueden transformarse aunque dentro de los criterios legales.

Comentá la nota