Presentan proyecto de decreto reglamentario.

Ayer, en el Ministerio de Producción, Trabajo y Turismo de Corrientes, se presentó ante sectores productivos el proyecto de decreto reglamentario de la Ley 3.771, en búsqueda del consenso.
El titular del área, Alfredo Aun, destacó el intenso trabajo técnico y científico realizado durante dos años que concluyó con este proyecto y la necesidad de cubrir el vacío legal que está atentando contra la continuidad las actividades productivas presentes y las futuras.

En continuidad del trabajo de las Comisiones Institucional y Técnico Consultiva, creadas por Decreto 1532/06 con el objeto de encarar y proponer un proceso de gestión para la Reserva del Iberá, se presentó esta mañana ante los referentes de los distintos sectores productivos una nueva propuesta de de reglamentación de la Ley 3.771 que crea el área de reserva, para iniciar la etapa de consulta y evaluación de su contenido.

La reunión, realizada en la sede del Ministerio de Producción, Trabajo y Turismo, tuvo como eje central el debate sobre el contenido del proyecto, que busca cubrir el actual vacío legal en torno a la norma y sus alcances sobre las actividades económicas, productivas y sociales del área de reserva, atendiendo los diferentes criterios de la justicia que, ante procesos en curso, no posee la herramienta técnica y legal necesaria para dictaminar sobre la continuidad de las actividades, sino solo ajustarse a una ley vigente y la interpretación que pueden asumir sobre su espíritu.

El ministro Alfredo Aun presidió el encuentro, acompañado del secretario de Producción, Trabajo y Turismo, Pablo Maldonado Vargas, y la asesora legal, Josefina Pérez Ruiz. Asistieron a la convocatoria José Ernesto Meabe, Gastón Velar, Miguel Marticorena y Cristian Vila, por las Sociedades Rurales; Jorge Vara, por el sector arrocero y Rodolfo Goth, por el forestal.

El titular de la cartera, definió que urgía concluir sobre el trabajo técnico y científico abordado por las Comisiones citadas hace más de dos años, teniendo en cuenta que esa ausencia se hace notar en este momento, a partir de procesos judiciales que impiden la continuidad de actividades productivas, a las que se menciona en forma genérica y en forma inhibitoria, con el consecuente perjuicio económico para sus propietarios.

Mencionó además las leyes nacionales que avanzan sobre los recursos provinciales y la necesidad de contar con un marco de ordenamiento para dar previsibilidad a las actividades, en el sentido de promover su desarrollo sustentable de modo compatible con la preservación de la biodiversidad y los sistemas naturales incluidos en el área, luego de 24 años de vigencia de la Ley 3.771 sin que a la fecha se haya puesto en práctica.

Por otra parte, el ministro aludió a lo establecido en los artículos 53, 65 y 66 de la Constitución Provincial, que obliga al Estado a fijar la política ambiental y legislar en ese sentido.

El proyecto establece un marco regulatorio promotor del ecoturismo, como también la adopción de buenas prácticas en las actividades agropecuarias, que además le otorgarán certificación de origen –con el correspondiente valor agregado que otorga el origen- y cuya adopción ameritará opinión favorable a los efectos de la evaluación de impacto ambiental.

El ministro señaló que este proyecto es acorde a las exigencias de leyes nacionales a las que se subroga -y por lo tanto su efecto es a los fines de otorgar seguridad jurídica a los emprendimientos presentes y futuros del área en cuestión- como además a otras leyes provinciales vigentes como la de Bosques Nativos, Manejo del Fuego y Uso y Manejo de Agroquímicos, aunque con una criteriosa flexibilidad que busca el equilibrio entre la conservación y la productividad.

Los presentes señalaron que si bien contaban con la representatividad de sus sectores, no podían adoptar una postura, resolviendo debatir con sus bases el contenido de la propuesta y trabajar la semana que viene, aportando para un proyecto de decreto definitivo.

Comentá la nota