Presentan nueva carrera: Seguridad Ciudadana.

La dictará este año la UNRN en su sede atlántica.
VIEDMA: La Universidad Nacional de Río Negro (UNRN) hizo la presentación oficial del plan de estudios de la Licenciatura en Seguridad Ciudadana, una carrera que cuenta en la actualidad con escaso grado de desarrollo en la Argentina.

Se dictará a partir de este año en la sede atlántica con asiento en esta ciudad. El objetivo será ofrecer formación académica ligada a las actividades de docencia, investigación y diseños de programas que atiendan esta problemática en la sociedad.

Hasta la actualidad expresaron su intención de cursar la carrera alrededor de una treintena de aspirantes. El rector organizador, Juan Carlos Del Bello, consideró oportuno desarrollar un ciclo que involucre inicialmente a oficiales de las fuerzas policiales y personal civil de las áreas de Seguridad y Justicia de la región patagónica.

Para ello ya fue celebrado un convenio de cooperación académica con el Ministerio de Gobierno de Río Negro a fin de promover un régimen de autorizaciones e incentivos entre los agentes públicos que deseen graduarse en esa especialidad. El graduado podrá desplegar sus labores profesionales en ámbitos comunitarios en temas de Educación, Salud, Deportes o Medio Ambiente; áreas municipales o empresas privadas de seguridad.

El ciclo de los primeros tres años contemplará áreas disciplinarias como derechos humanos, elementos de estadística y demografía, métodos de investigación social y diseño de programas sociales; entre otros aspectos.

En cuanto a los fundamentos teóricos de la carrera, el experto Gregorio Kaminsky, aclaró que las incumbencias no implican fomentar el "armamentismo" y "ni siquiera incrementar la venta de alarmas o estudiar un secuestro" sino que el egresado "pueda desplegar tareas de asesoramiento público conociendo los problemas sociales de la comunidad".

Insistió que existen "confusiones" entre la seguridad y el delito, y si bien la Policía tiene mucho que ver "se debe abordar toda la problemática desde un enfoque interdisciplinario" tomando en cuenta las situaciones de exclusión social o migratorias.

Aclaró que luego de los tres primeros años de la carrera, los aspirantes deberán profundizar sus conocimientos con trabajos de campo y sus primeras prácticas profesionales.

Kaminsky fue nombrado coordinador por su trayectoria como profesor universitario a partir de una primer experiencia que se está desarrollando en la Universidad Nacional de Lanús.

La actividad será arancelada en una suma de 200 pesos mensuales existiendo la posibilidad de otorgar becas a los aspirantes con un reconocimiento del 50% de esa cifra. La Policía rionegrina había promovido años atrás una idéntica profesión firmando una carta de intención con la Universidad Nacional del Comahue.

Comentá la nota