Presentan un amparo por la demora en informar

Hace tres semanas, la fundación cordobesa Ciudadanos 365, que preside el joven investigador de políticas públicas Mariano Mosquera, realizó un pedido formal de información al Gobierno provincial sobre los datos sociales y demográficos del censo realizado en agosto de 2008.
Ante la falta de respuesta, la ONG presentó un amparo por mora contra el Estado provincial, de acuerdo con lo que establece la ley 8.803, de acceso a la información pública.

El amparo ya se tramita en la Cámara Contencioso Administrativa de 2ª Nominación de esta ciudad, que integran Humberto Sánchez Gavier, Nora Garzón de Bello y Víctor Rolón Lembeye.

Según el abogado patrocinante del amparo, Pablo Bolatti, "si la demanda de información no se satisface en un plazo de 10 días, como ocurrió en este caso, se considera que existe negativa en brindarla por parte del Estado y, en consecuencia, queda habilitada la acción judicial por mora de la administración".

El director de Estadística y Censos de la Provincia, Héctor Conti, dijo que recibió el pedido de información de la ONG y que la respuesta la tenían lista pero que se demoraron porque el director General de la oficina estaba de viaje.

No obstante, admitió que la respuesta sólo hacía referencia a que "los únicos datos que se tienen están publicados en el sitio web del Gobierno".

Consultado sobre la demora en el procesamiento de los datos, Conti reiteró lo que el Gobierno viene diciendo desde principio de año; esto es, que "se ha demorado el proceso de licitación para el escaneo y el procesamiento de los datos".

El titular de la fundación amparista, Mosquera, señaló que el objetivo de la presentación judicial es "que el Estado instrumente de manera definitiva el acceso público a la información censal, que ya lleva más de un año de demora".

Afirmó que "un censo es la principal fuente de información sociodemográfica a la que puede aspirar una comunidad para diseñar sus políticas, de forma que puedan satisfacer auténticas necesidades sociales". Y se reconoció "decepcionado porque el censo de 2008 había posicionado a Córdoba como la provincia con mayor y mejor información sobre la marginalidad, la exclusión social, el analfabetismo, la desocupación y otras problemáticas tan urgentes como importantes; pero, sin embargo, con el paso del tiempo los datos recopilados se han desactualizado, se tornaron obsoletos".

Comentá la nota