Presencias, confusiones y furcios en la Asamblea

Asunción en 2003, el cruce con María América González y la presencia de D´Elía, entre los aspectos destacados
Los ausentes. Pese a que se esperaban importantes anuncios, la Presidenta adelantó únicamente que se enviará al Congreso un proyecto para reformar la ley de radiodifusión. Los temores del sector agropecuario respecto de la posibilidad de que el Gobierno cree una empresa oficial para regular la comercialización de granos quedaron en suspenso.

Furcio. Al referirse a su política educativa, la Presidenta confundió su gestión con la de su marido, el ex presidente Néstor Kirchner. "Ustedes saben lo que pienso [sobre la educación]. Lo dije aquí cuando vine por primera vez como Presidenta el 10 de diciembre de 2003", sostuvo Cristina, en referencia, en realidad, al día de su asunción, en 2007.

Desmentida. Mientras Cristina Kirchner elogiaba la política jubilatoria y el último aumento a los pensionados, producto de la ley de movilidad, la diputada María América González, visiblemente furiosa, levantaba la mano y negaba con un dedo las palabras de la Presidenta. Confundida, Cristina pensó que la legisladora la saludaba y la mencionó: "Allá me aplaude María América al fondo", manifestó, en medio de su discurso. A través de un comunicado, la legisladora tuvo que salir a aclarar después que los jubilados "necesitan con urgencia la recomposición de la estructura piramidal de los haberes para luego sí aplicar una movilidad auténtica, y no la de una fórmula poco transparente".

Vergüenza. La defensa que hizo Cristina de la política jubilatoria fue también fuertemente rechazada a la salida del Congreso. Una mujer, a los gritos, exclamaba: "Los jubilados están ganando una miseria". "¿No se les cae la cara de vergüenza?", preguntaba.

D´Elía, presente. Desde un palco, los piqueteros Luis D´Elía y Emilio Pérsico aplaudieron con fuerza el mensaje presidencial. Para que no quedaran dudas de que continúa su apoyo a la gestión kirchnerista, pese a que trascendió que amenazó con pasarse a las filas de Felipe Solá, D´Elía expresó luego que le quedó "absolutamente claro que el objetivo fundamental del Gobierno es la redistribución de la renta nacional y la riqueza argentina".

Sin cámaras. La prohibición para que los medios de prensa filmen dentro del recinto fue absoluta. La transmisión televisiva de la Asamblea Legislativa estuvo en manos del emisora estatal, Canal 7. El resto de los camarógrafos quedó afuera.

Comentá la nota