"La presencia policial lesiona nuestra libertad de trabajo y nos intimida"

Personal de la salud pidió a De Mitri que ordene el retiro de las fuerzas de los hospitales.
En la madrugada de ayer, los delegados del Movimiento Autoconvocado de la Salud decidieron acudir al ministro fiscal, Luis De Mitri para pedirle que ordene el desalojo de la fuerza policial de los hospitales. Lo hicieron ayer a la mañana en compañía del abogado Juan Robles.

"Me dijeron que estaban preocupados por la presencia policial en los hospitales -detalló De Mitri a LA GACETA- sobre todo en el de Niños y en la Maternidad. Les dije que la orden no surgió del fuero penal, y que el subjefe de la Policía había dispuesto el operativo por un pedido de ATSA, para garantizar el trabajo de sus afiliados, y que la Policía tenía dos funciones: una administrativa que depende del PE y consiste en la prevención y custodia de bienes -tanto del Estado como particulares- y de la seguridad de la ciudadanía. La otra función es la de auxiliar de la Justicia".

El jefe de los fiscales les pidió a Rubén Segovia, Estela Di Cola, Julián Nassif y Jorge Ramacciotti, entre otros, que presenten por escrito el pedido.

El documento ya fue redactado por el abogado Robles y los autoconvocados. En la nota, el personal de la salud sintetiza las acciones que vienen desarrollando en defensa de la salud pública y de salarios dignos y critica el operativo policial en los hospitales. Responsabilizan al Poder Ejecutivo y a ATSA de lo sucedido. "Con asombro, estupor y miedo asistimos a algo que pareció ser una reedición de la dictadura militar: la ocupación policial de los hospitales al mejor estilo de las fuerzas de tareas", expresa entre otros conceptos. Solicitan al ministro fiscal que realice todas las gestiones y diligencias para ordenar el inmediato retiro de las fuerzas policiales "cuya presencia lesiona nuestra libertad de trabajo, ambulatoria , de peticionar antes las autoridades y nos intimida, acciones que pueden ser constitutivas de delitos de acción pública".

En otro párrafo señalan: "los policías están dotados con instrumentos de combate y esto produce verdadero agotamiento psicofísico y espiritual en todos los miembros de la comunidad hospitalaria, y también en los pacientes internados -especialmente en los niños- porque les impide el reposo y sueño normal... Tal cuadro de tensión y de terror tuvo influencias negativas en la evolución de los distintos cuadros que presentan los enfermos".

Comentá la nota