No prescriben las deudas municipales

Salen a la calle a partir de hoy para las partidas de tasas impagas desde 2005 a 2008. Es en cumplimiento de una ley provincial. El secretario de Hacienda indicó que el año pasado se elevaron a juicio "más de 290 partidas con deuda".
La Municipalidad de Tres Arroyos comenzó hoy el envío de 36.000 intimaciones al pago a otras tantas partidas con deudas por tasas, en el marco de una ley provincial que obliga a los municipios que adhirieran a la condonación de tributos adeudados hace un par de años, a que anualmente se interrumpa el período de prescripción.

El anuncio lo formuló el secretario de Hacienda, Javier Kristensen, manifestando que a partir de la fecha "están saliendo a la calle las intimaciones que el municipio año a año, por una ley provincial, ha asumido el compromiso de realizar. Se intima a la totalidad de las tasas municipales en el rango de deuda que va del año 2005 al año 2008, a partir de la ley provincial que hace dos años permitió la condonación de las deudas municipales y a la cual adherimos. La disposición de esta norma fue permitir oportunamente por un lado la condonación de esas deudas, y por otro lado que los municipios asuman la responsabilidad formal y legal de interrumpir año a año el período de prescripción que permite, si así no fuera, que tras el paso de cinco años la Municipalidad no pueda exigir el pago de una deuda al contribuyente".

Recordó que este procedimiento "ya lo efectuamos el año pasado y lo mismo en este a partir de la salida de estas intimaciones, que es un reparto que se hace con empleados municipales", a la vez que formuló "una advertencia importante, que es que las deudas están tomadas al 30 de junio, y por un proceso administrativo que demora la impresión en este caso de más de 36.000 partidas, es que recién salen ahora. Entonces a aquellas personas que hayan regularizado su situación durante julio o agosto, igualmente les llegará la intimación, pero en esos casos no la deben tener en cuenta porque es simplemente por este desfasaje entre el momento que se hace el corte hasta que salen a la calle".

Con conocimiento

Kristensen puntualizó que "es parte de un procedimiento donde la intención del municipio no es recaer sobre el contribuyente que por algún motivo tenga dificultades y se le ha generado una deuda municipal, que lo tenemos identificado y a través del cruzamiento de datos conocemos claramente cuál es la capacidad contributiva de cada uno".

Y destacó que la intención "es por un lado cumplir con estos procedimientos legales que nos impone la norma que permitía la condonación pero interrumpiendo la prescripción. Pero por otro, también ir contra aquel contribuyente que teniendo capacidad de pago no se aviene a hacer ningún tipo de regularización de su deuda, por lo tanto para ese tipo de contribuyentes en caso de que no vengan al municipio seguiremos el procedimiento que ya hemos estado aplicando a través de este año que es la elevación posterior de las partidas a juicio".

En ese sentido, el secretario de Hacienda citó que durante 2008 "hemos elevado más de 290 partidas a juicio siempre con este mismo criterio de contribuyentes que a primera vista advertimos que tiene capacidad de pago. Y para aquel que por distintas circunstancias no ha podido cumplir con su obligación y le va a estar llegando la intimación, lo invitamos tanto a la Secretaría de Hacienda o la Subdirección de Recaudación que se acerque a comentar su caso, y si tiene posibilidad de adherirse a algún plan de pago el abanico de posibilidades es amplio. Si por alguna cuestión, como falta de trabajo o imponderables que uno suele tener, no pueda en este momento hacer frente al pago de la deuda, que por lo menos lo deje establecido en el municipio, de manera tal que nosotros tengamos registro de estas personas para no continuar con las acciones cuando son justificadas, o para llevar adelante una eximición en caso de que así lo justifique".

Remarcó Kristensen que "estamos abiertos a todo tipo de inquietudes del contribuyente o cuestiones que sabemos que a cada uno del que le llegue tiene una problemática distinta, entonces la idea es escuchar a cada uno con la situación específica que tenga".

Comentá la nota