Van a preparar una "promoción criolla" para compensar

Ante la demora de la Nación en resolver una prórroga sobre la promoción industrial en La Rioja, la Legislatura local podría dar impulso a una ley provincial que contempla distintos beneficios para las empresas ya instaladas y busca además nuevas inversiones. Un parche que no parece suficiente aliciente para las fábricas radicadas, que aguardan una decisión del gobierno nacional que, tal vez, llegue en 2009 o aún mas tarde.
Mientras el gobierno nacional no parece interesado y mucho menos apurado en resolver la prórroga de la ley de promoción industrial, que comienza a fenecer entre 2009 y 2012, cuando se agota por completo, la provincia se muestra decidida a impulsar una ley provincial que implica ciertos beneficios fiscales e impositivos para las empresas ya radicadas y para captar nuevas inversiones.

Es la ley que en julio pasado impulsó y logró sancionar el diputado chileciteño Julio Pedroza, que establece una serie de beneficios promocionales para las industrias del sector agrícola, ganadero, forestal, turístico, de la construcción y aquellas que la Función Ejecutiva declare de interés para el desarrollo económico y social de la Provincia.

La ley estipula una serie de incentivos para las empresas que inviertan en la Provincia. Incluyen la devolución de hasta un 30 por ciento de la inversión nueva o de la ampliación de las ya existentes, en un plazo que no podrá exceder los cinco años contados a partir de la primera producción.

También el reintegro de hasta el 50 por ciento del crédito fiscal a los efectos del pago de futuros impuestos por las inversiones en caminos, redes eléctricas, provisión de agua, desagües y otras obras de infraestructura que realicen las empresas vinculadas con el proyecto.

Otros de los beneficios es la exención de impuestos provinciales por un plazo de hasta 15 años con la siguiente escala: el cien por ciento durante los cinco años iniciales a partir de la certificación de la puesta en marcha, el cincuenta por ciento 50 por ciento durante los siguientes cinco años y el 25 por ciento durante los últimos cinco años.

Las empresas pueden acceder además a facilidades para la compra, locación o comodato con opción a compra de bienes muebles e inmuebles del Estado provincial; y subsidio de hasta el 30 por ciento de la tasa de interés de créditos para la adquisición de bienes de capital, según lo determine la Función Ejecutiva mediante el dictado del acto administrativo pertinente.

La ley autoriza a la Función Ejecutiva a crear el Fondo Permanente de Promoción Industrial, destinado a financiar en forma exclusiva el Programa Provincial de Promoción a la Inversión para el Desarrollo Industrial, el que será administrado por el Ministerio de Producción y Desarrollo Local.

Los recursos asignados por parte de la Cámara de Diputados quedarán en este Fondo Permanente de Promoción.

El gobierno aguarda la sanción de la ley de presupuesto, que ya está en comisión y podría ser tratada este lunes, para decidir. Si los diputados le asignan recursos a la iniciativa, el Ejecutivo avanzaría con su implementación.

Sin embargo, fuentes del gobierno local admiten que esa ley solo será un parche que no convencerá a las empresas con varios años de radicación e inversión en la provincia, que exigen la prórroga de la ley nacional.

Por eso, la administración bederista intentará, durante los primeros meses de 2009, instalar el tema en la agenda del Ministerio de Economía y de la Jefatura de Gabinete del gobierno de Cristina Kirchner, para lo cual tiene en estudio varias propuestas dirigidas a convencer a las autoridades nacionales.

Comentá la nota