Preparan plan para asentamientos y villas

Con el objetivo de solucionar definitivamente el flagelo de las ocupaciones precarias e ilegales de tierras, el gobernador Jorge Milton Capitanich recibió del presidente del Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda (IPDUV), José Valentín Benítez, y de las coordinadoras del Programa Territorio Urbano, Susana Matta y Marta Álvarez, un detallado diagnóstico con posibles soluciones para poner punto final a la problemática que se suscita con los asentamientos y villas que se localizan en distintos puntos de la geografía chaqueña.
Durante el encuentro, concretado en el Salón de Acuerdos de Casa de Gobierno, quedó expresado el objetivo de lograr la articulación de acciones entre los diferentes ministerios y organismos del Estado mediante una mesa interinstitucional, de manera tal que se logren resultados contundentes desde lo urbanístico y social.

"Queremos que la situación de los asentamientos se regularice paulatinamente, dentro de un programa de ordenamiento territorial que implique la ejecución de obras de infraestructura que permitan mejorar la calidad de vida de las familias que viven en esos precarios conglomerados", dijo el primer mandatario provincial. De igual manera, Capitanich señaló que "buscamos avanzar firmemente en un plan de regularización territorial, y sabemos que para que esto se concrete los nuevos procesos de asignación de recursos deben focalizarse a intervenciones directas en asentamientos y villas. Pretendemos resolver problemas estructurales, evitando así que las ocupaciones de tierra de manera ilegal se profundicen en la provincia", añadió el gobernador.

Al momento de referirse a los alcances de la reunión mantenida con el gobernador, el presidente del Ipduv dijo que "se presentó un diagnóstico con soluciones conforme a los acuerdos sellados con las distintas áreas de gobierno. Esto surge de un planteamiento que expresaron los organismos, donde queda manifestada la necesidad de trabajar de manera articulada y planificada para solucionar cuestiones territoriales que llevan mucho tiempo sin resolverse".

En esta misma línea, Benítez indicó que "al momento de comenzar el trabajo con Territorio Urbano para normalizar y regularizar las tierras expropiadas por la provincia surgieron una serie de trabas burocráticas que no hicieron más que demorar el plan de acción diagramado. Es por ello que junto al gobernador se decidió crear una mesa interinstitucional para facilitar las tareas de campo", precisó el funcionario.

Por otro lado, el titular del Instituto de Vivienda sostuvo que la situación de los asentamientos de Resistencia tiene años de demora en su tratamiento, siendo hoy una de las prioridades de este gobierno el regularizar dominialmente los terrenos de las familias que viven en zonas marginales. "Con los terrenos regularizados tendremos la posibilidad de trabajar en soluciones habitacionales y de infraestructura básica para los asentamientos", concluyó Benítez.

Comentá la nota