Preparan una ofensiva judicial para sumar casamientos gays

Anticipan que se presentarán 500 amparos en todo el país; buscan presionar al Congreso
Antes de concretar su casamiento, el primero aceptado en el país entre personas del mismo sexo, Alejandro Freyre y José María Di Bello advirtieron ayer, durante una conferencia de prensa, que se preparan más de 500 amparos judiciales para conseguir permisos de casamiento.

Con ese apoyo buscarán dar un próximo paso para presionar al Congreso Nacional en busca de que una ley habilite el casamiento entre personas del mismo sexo.

La pareja expuso su pensamiento en el Axel Hotel Buenos Aires, acompañados por María Rachid, presidenta de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (Falgbt), la diputada nacional Vilma Ibarra y María José Lubertino, titular del Inadi.

Freyre y Di Bello confirmaron que el casamiento se realizará el martes próximo, a las 14, en el registro civil de Coronel Díaz y Berutti. Posteriormente, la pareja organizará un festejo callejero sobre Berutti y luego irá al hotel Axel, especializado en el público gay, para pasar su noche de bodas.

"Luego de que se celebre nuestro matrimonio civil se impulsará una campaña con la instalación de mesas en las principales ciudades del país para que las parejas del mismo sexo puedan pedir amparo, al completar un formulario común", anunció Freyre, de 39 años.

Y agregó: "A partir del martes próximo, a través de la Federación, se presentarán unos 500 recursos de amparo en todo el país similares al que presentamos nosotros".

Di Bello, por su parte, dijo: "Nos sorprendió gratamente la decisión de Mauricio Macri de no apelar el fallo que nos permite casarnos. Lo más probable es que la ciudad de Buenos Aires no presente apelaciones a los próximos amparos locales".

"Un gran paso"

Esa decisión del gobierno porteño produjo un distanciamiento de la administración Macri de la Iglesia, que criticó la decisión de no objetar judicialmente al fallo de primera instancia.

Freyre destacó la necesidad de que la opinión de la Iglesia y del Estado "se separen" y recordó que aunque su boda suponga "un gran paso" hay que seguir trabajando "por la salud de los transexuales y por los derechos de los hijos de las parejas homosexuales", dijo a la agencia EFE.

También dijo que el fallo de una jueza de Buenos Aires que hace dos semanas lo autorizó a contraer enlace con Di Bello provocó "un gran movimiento en todo el país de parejas que intentan obtener iguales resoluciones judiciales".

María Rachid, por su parte, precisó que "se presentarán amparos en las provincias de Chubut, Río Negro, Tierra del Fuego, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y Salta". Indicó que ya están en trámite ocho amparos individuales y que se hará una importante presentación colectiva.

"Vamos por más", advirtió Freyre al reclamar que el Congreso vote un proyecto de ley para reformar el Código Civil. Afirmó que "esto se puede lograr simplemente sustituyendo las palabras hombre y mujer por contrayentes".

Proyecto de unión civil, sin adopción

* En medio del debate y de la polémica por el primer casamiento de una pareja integrada por dos hombres, el bloque de Pro en la Cámara de Diputados de la Nación presentará hoy un proyecto de ley para permitir la unión civil entre parejas del mismo sexo, pero sin la posibilidad de adoptar niños. Cabe recordar que en el Congreso hay varios proyectos en debate que contemplan la posibilidad del casamiento entre homosexuales, aunque no serían tratados este año. Entre otras razones, el bloque oficialista demoró su tratamiento por el viaje de la presidenta Cristina Kirchner al Vaticano.

Comentá la nota