Preparan nuevos aumentos en telefonía celular desde enero

Luego del retoque en la tarifa de las prepagas, que frenó el Gobierno, se viene un nuevo ajuste en un servicio que afecta de lleno a la clase media: la telefonía celular.

Luego del retoque en la tarifa de las prepagas, que frenó el Gobierno, se viene un nuevo ajuste en un servicio que afecta de lleno a la clase media: la telefonía celular.

Desde hace dos semanas, Movistar, la empresa de telefonía móvil de la española Telefónica, que en la provincia tiene casi un millón de clientes, comenzó a comunicar a los usuarios que a partir de enero aplicará subas que promedian un 10% en algunos consumos. Allegados a la compañía confirmaron que preparan subas a partir del mes que viene, pero se excusaron de brindar mayores precisiones sobre precios.

En cambio, las otras dos operadores de telefonía móvil líderes del mercado, Claro –del mexicano Carlos Slim– y Personal –de la familia Werthein y Telecom Italia–, aseguraron que no preparan subas en su tarifa. En el sector, sin embargo, sostienen que una vez que Movistar aplique los aumentos es muy probable que las demás la acompañen. “El resto hará lo mismo, pero Movistar empezó a contárselo a sus clientes antes”, vaticinaron.

Es que la compañía de Telefónica comenzó a ponerse en contacto con sus clientes para informarles que aplicaría aumentos en algunos planes, como el Destino Free. En ese caso, un abono de $59 mensuales con la posibilidad adicional de utilizar 1.000 minutos libres en llamadas a tres números especificados de antemano costará a partir de la nueva tarifa $65.

La modificación implica una suba de un 10% con respecto al plan actual. Si bien en la empresa reconocieron que se trata de un ajuste, se resistieron a llamarlo “aumento”. Sucede que la nueva propuesta de la empresa viene con algunos plus.

“Le pedimos disculpas por la modificación y lo invitamos por sólo $10 a incrementar el tiempo de su plan”, sugiere la voz de la empresa que se contacta con los usuarios.

“Invitamos a los clientes a cambiarse a un plan familiar de $75 con cuatro destinos libres”, explicaron en la empresa.

De acuerdo con los nuevos números que se le acercan a los usuarios, si se mide por minutos, quien pagaba $0,74 en ese plan para comunicarse con celulares de otras compañías deberá desembolsar en la próxima factura $0,86; es decir, hasta un 16% por encima de la tarifa anterior.

Para quien tiene el mismo plan, el costo del minuto cuando se establece una comunicación con un celular perteneciente a otra compañía cuyo consumo se cubre con tarjeta aumentará $0,10, hasta los $0,96. Es decir, una suba de un 11%.

Los últimos aumentos anunciados por las compañías del sector ocurrieron en julio y agosto. Rondaron el 9% y los implementaron Movistar y Personal. En el mercado aseguran que más tarde se unió Claro.

Comentá la nota