Preparan marcha a un año de desaparición de Sofía

Vamos a pedir justicia. Va a ser un día triste y doloroso, porque se cumple un año de la desaparición de Sofia", dijo el tío Sofía Herrera, la niña que el 28 de septiembre del año pasado desapareció de un camping en Río Grande.
Damián Fuentes, aseguró ayer a La Prensa de Santa Cruz desde su casa en el barrio 2 de Abril que el lunes se reunirán en El Gorosito para realizar la marcha número doce.

"Vamos a reunirnos para pedir justicia y para que estas cosas no vuelvan a ocurrir", dijo y aseguró que "la esperanza es lo último que se pierde. Tenemos fe que en algún momento la vamos a ver. Tenemos esa fuerza interior que la vamos a tener con nosotros", dijo con relación a su sobrina.

De este modo, aseveró que "es triste la situación y muy dura. Es la marcha doce y le pedimos a la comunidad que nos acompañe. Pedimos seguridad para todo y sobre todo por los chicos que desaparecen. Esto no debe ocurrir nunca más. Es impresionante la cantidad de chicos que se pierden en el país. Es un número que da mucha angustia", destacó.

El joven aseguró que su madre, la abuela de la menor regresó hace pocos días de Río Grande donde permaneció durante un mes acompañando a sus familiares.

"Es muy triste lo que estamos viviendo. Mi mamá vino hace pocos días de Río Grande, porque debemos acompañarnos como familia y estar juntos", sostuvo.

Sobre el caso aseguró que "se avanzó en gran parte. Se hicieron estudios y después de la reconstrucción del hecho se pudo establecer que se vio a la nena cerca de la casa del cuidador del camping. En esa casa se encontraron muestras importantes y estamos esperando si son de ellas", relató.

Investigación

A poco de que se cumpla un año de la misteriosa desaparición de Sofía Herrera, la Justicia allanó la casa del cuidador del camping en el que vieron por última vez a la chiquita. Allí, se tomaron muestras de sangre y pelos, que serán enviadas a Córdoba para determinar a quién pertenecen.

El abogado de los padres de la víctima, Francisco Ibarra, aclaró que esas muestras deben ser analizadas y que "todavía no quieren decir nada", al referirse a la posibilidad de lograr algún avance en la investigación.

El representante legal de los padres de Sofía Herrera confirmó que durante el allanamiento a la vivienda que ocupaba en el camping Alberto Urrutia, de 72 años y único detenido en la causa, se encontraron pelos y "unas cuantas manchas de sangre".

"Ahora hay que determinar a quién pertenecen", acotó el letrado. Ibarra aseguró que los elementos fueron recolectados del interior de la casilla de madera ocupada por el cuidador del camping.

Comentá la nota