Preparan el festejo por los 40 años del edificio "Havanna"

El viernes próximo se realizará un acto en el que, además de descubrirse una plaqueta, se rendirá homenaje a personas que tuvieron que ver con la edificación y a propietarios famosos.
Miembros del consejo de administración del edificio Demetrio Elíades, al que por el cartel que tiene en su azotea se lo conoce popularmente como "Havanna", se refirieron ayer al acto que tienen previsto realizar el viernes 4 de diciembre con motivo de cumplirse el 40º aniversario de la finalización de su construcción.

Silvina Carné, administradora de la torre -de 40 pisos y 125 metros de altura- anticipó que "además de colocarse una placa recordatoria, se va a homenajear a algunos habitantes ilustres, como son el actor Carlos Balá y el pianista Bruno Gelber; asimismo, se compartirán momentos con autoridades y con personas cuyos padres tuvieron que ver con una edificación emblemática que aparece en numerosas postales: es un festejo que queremos compartir con toda la ciudad", afirmó.

Tras recordar que el edificio posee 273 departamentos (7 en cada uno de los 39 pisos destinados a vivienda) sostuvo que "estamos orgullosos y nos complace mucho administrarlo ya que el consejo está integrado por personas que colaboran mucho con nuestra gestión; además de las tareas habituales que permiten conservarlo en muy buen estado se hicieron mejoras en los salones de la planta baja; en estos momentos hay una empresa realizando trabajos de mantenimiento sobre una de las caras exteriores".

Dijo luego que "hay mucha gente que compró sus departamentos en el pozo; como el 70% de los propietarios son turistas, durante gran parte del año la mayoría de los mismos están desocupados".

Hablan propietarios

Teresa Trossero, propietaria de una unidad de 2 ambientes con dependencias en el piso 38, afirmó que "vivo desde hace 15 años en el edificio y realmente es un placer; cuando conocí el departamento, me impactó y resolví comprarlo; visto desde la altura, el paisaje del mar y de la ciudad es maravilloso; no siento vértigo para nada y cuando hay tormentas, si no hay relámpagos muy fuertes, las mismas ni se sienten; en una década y media recuerdo que hubo sólo 2 temporales muy fuertes; cuando se corta el suministro eléctrico, como contamos con un generador propio, no tenemos problemas para usar los ascensores".

Susana Otero, titular de un departamento en el piso 14 dijo que "estoy muy feliz ya que el edificio me encanta; soy propietaria desde que se inauguró la torre; si bien soy de Buenos Aires, suelo habitarlo ya que vengo bastante seguido a Mar del Plata; tengo varias propiedades y ésta es la última que vendería", señaló.

Comentá la nota