Preparan una batería de créditos para el agro

Habrá líneas de financiamiento baratas para todos los gustos. El anuncio lo hará Gioja en los próximos días.
El gobernador Gioja y su ministro de Producción, Benítez, van a anunciar en los próximos días un paquete de líneas de financiamiento inédito -por su tamaño, variedad y lo temprano en ponerlo en marcha-, destinado a fortalecer una de las principales actividades económicas de la provincia, ante la próxima cosecha. El destinatario de los anuncios será el sector agroindustrial, encabezado por la vitivinicultura pero integrado también por las frutas, las hortalizas, aceitunas y olivos, entre otros.

Quieren hacerlo ahora que la crisis no es lo principal porque dicen que "hay más certidumbre" y que por eso "el productor se desespera menos y puede planificar mejor", lo cual redundará en una mejora en competitividad de la actividad.

Las medidas pueden anticiparse a medias, porque en las oficinas de Benítez aún están discutiendo la letra fina de los anuncios. Pero pese al hermetismo oficial, hubo algunas filtraciones sobre el plan: lo primero es que habrá un gran cantidad de líneas de créditos baratas, tanto para pequeños, medianos y grandes productores. En esa gran variedad estarán obviamente los tradicionales y esperados créditos de cosecha y acarreo para el viñatero, los cuáles por primera vez -al menos en la actual administración- se pondrán en marcha en forma muy anticipada a la cosecha para que el productor "pueda ir planificando". Hace unos días ya se conoció que el pequeño productor podrá disponer de hasta 20 mil pesos, a sola firma, sin tener que hipotecar sus bienes.

Pero, además, en el paquete habrán también fondos destinados a la actividad agraria, para elaboración, para inversión, para capital de trabajo. "Si a alguien se le rompió el tractor, por ejemplo, se le facilitarán los fondos para que lo arregle o lo cambie", explicaron las fuentes.

El paquete también contempla la posibilidad de que el gobierno eventualmente pueda comprar uva en el 2010 -como hizo el año pasado-, aunque los funcionarios creen que este año no hará falta porque el mercado pronostica mejores precios para la uva, al menos hoy.

Es una incógnita de dónde saldrá la plata para los créditos. Una fuente oficial se animó a decir solamente que llamará la atención "por lo ingenioso", y dio a entender que el impacto en la caja oficial provincial será nulo, o mínimo. Sí se sabe que algunas líneas -muy pocas- serán financiadas por el CFI.

Y también se sabe que, pese a los reclamos de los viñateros de la Asociación que conduce Ramos, todas la financiación que se ofrezca será a través de los bancos: las autoridades ni sueñan con convertirse en ventanilla de fondos al productor. El plan contempla trabajar con varios bancos, no sólo el San Juan y el Nación. Y para el caso de la compra de uva por parte del gobierno, se trabajará en conjunto con el Fondo de Transformación de Mendoza, tal como se hizo el año pasado.

El gobierno se decidió a poner en marcha este "paquetazo de créditos" -como lo llaman en los pasillos oficiales- luego de realizar varias consultas a viñateros, productores agrarios, bodegueros, trasladistas y dirigentes del campo. Algunas reuniones se hicieron incluso en departamentos como Caucete y Sarmiento.

Comentá la nota