Se prepara asamblea y se aguarda la conciliación

Por estas horas la administración de Héctor Roquel tiene en marcha el conflicto salarial más importante desde que le tocara asumir sus funciones hace unos 6 años atrás.
Tal es el grado de conflicto que el Municipio, apremiado financieramente, debió en las últimas horas pedir la intervención de la Secretaria de Estado de Trabajo, para que dicte una conciliación obligatoria que devuelva el reclamo a cero.

A todo esto, el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) realizará mañana una nueva asamblea de afiliados, para determinar los pasos a seguir. Cabe recordar que asambleas anteriores pidieron un aumento del 50 por ciento al básico.

El viernes, ante una creciente operación para instalar la supuesta renuncia del intendente Roquel, el secretario de Gobierno Ernesto Cruz debió salir a aclarar que las versiones "no tienen asidero".

Ese mismo día, la comuna destrabó un conflicto suscitado con el área de Recolección de Residuos, motivo por el cual la actividad de este servicio se normalizó por esas horas.

Por tal motivo y "solicitando a los vecinos las disculpas del caso por los inconvenientes que las medidas de fuerza causaron a un tema tan sensible como es la recolección domiciliaria", el Municipio informó que las tareas retomarán su ritmo habitual en éste área municipal.

Comentá la nota