Preocupante situación por probables inundaciones

Desde la provincia de Entre Ríos ya se emitió el alerta por la creciente del Río Paraná, que podrían registrarse en la primera quincena del mes próximo. Por consiguiente la situación también podría afectar a nuestro Distrito. El Jefe del Senasa de Zárate, Santiago Hegoburu se refirió a la delicada situación para la producción ganadera zonal.
El jefe de la Unidad Veterinaria del Senasa Zárate, Dr. Santiago Hegoburu, reconoció que "existe preocupación entre los productores ganaderos por la probable creciente que podría registrarse en la zona insular de nuestro Distrito y aledaños".

En una entrevista que mantuvo con EL DEBATE, el profesional indicó que "estamos en plena vacu-nación contra la aftosa y la tuberculosis y debido a las informaciones que llegan desde Entre Ríos, dando cuenta de la creciente que está re-gistrando el Paraná, hemos decidido dar prioridad en la vacunación a los animales propiedad de los productores que están en las islas, previendo que si la situación se agu-diza, haya que hacer movimientos de hacienda".

Panorama

Según el panorama que trazó la directora del Instituto Nacional del Agua (INA), Dora Goniadzki, la situación actual en la provincia de Entre Ríos es más grave aún que la que se vivió hace dos años en la provincia y que si bien se habían hecho advertencias para nuestra zona, finalmente el agua no llegó.

"En esta ocasión el poblema es que se están registrando las mismas lluvias que en la primavera de 2006, pero la diferencia desfavo-rable es que ahora los embalses brasileños están llenos, a diferencia de lo que ocurrió en 2007", dijo la funcionaria. "Si en enero próximo –agregó– llega a llover igual que en el mismo mes de hace dos años, la inundación será peor que la de 2007".

Por ese motivo se está tratando de generar medidas preventivas que morigeren el impacto del fenómeno en caso de que llegara a acontecer.

Dificultades

Sin embargo y a pesar de la prevención, la situación no es de fácil solución. egún expresó Hego-buru "la agricultura desplazó fuertemente a la ganadería en la provincia de Buenos Aires. En lugares donde antes pastaban animales, hoy se producen granos".

Incluso añadió que "en nuestra región -principalmente en Campa-na- podemos apreciar que en lo que otrora fueron campos ganade-ros hoy hay casas. Quiere decir que la urbanización también fue un condicionante en materia productiva".

Debido a tal situación, el titular del Senasa local, manifestó que "la ganadería se trasladó fuertemente a las islas, aunque al mismo tiempo se incrementaron los riesgos productivos, precisamente ante la aparición de fenómenos como estos, de inundaciones".

Hegoburu destacó que "en la década del ’80, en las islas de Zárate había unas 6000 cabezas de ganado y actualmente llegan casi a las 18000".

Se plantea entonces una difícil situación, ya que si el agua llega a las islas los animales tendrán que ser evacuados, pero no habrá lugar disponible para ubicarlos en tierra firme. "Frente a ese panorama, los productores tienen que malvender sus animales, y es algo realmente lamentable porque se pierden años de inversión, de trabajo y de gran esfuerzo".

Según los datos proporcionados por organismos nacionales, se espera un nivel de 4,70 metros para el 17 de noviembre en Rosario, y "en quince días eso se estará sintiendo en Ibicuy", alertó el intendente de esa localidad, Horacio Durrell.

Comentá la nota