Preocupante incremento de casos de dengue ayer.

Los datos estadísticos de los últimos cinco días, dejan entrever que ayer se produjo la mayor suba de infectados, confirmados y bajo sospecha, en el marco de la epidemia.
El de ayer, fue el día en el que se produjo la mayor cantidad de casos de dengue de los últimos cinco días, ya que la cifra de tucumanos infectados efectivamente y bajo sospecha, alcanzó los 767, es decir 175 casos más que el total del día lunes. En ese mismo período de tiempo la Capital pasó de 46 casos del día 4 de abril a 100 de ayer, lo que significa un incremento del 117.39.

Las subas diarias que se venían dando fueron de 63 de sábado a domingo; 73 de domingo a lunes y 93 de lunes a martes, para pasar a 175 de ayer, lo que deja en claro que el accionar del Aedes Aegyptis se torna cada vez más alarmante.

Las frías estadísticas van mostrando evoluciones que afligen, como el caso del departamento de Río Chico, con Aguilares a la cabeza, que continúa de un lamentable predominio de casos con casi el 63 por ciento del total, registrando en la jornada de ayer una suba de 90 nuevos casos.

A pesar de que la cantidad de pacientes confirmados y sospechados no es tan alta, Cruz Alta con 49 casos se transformó en los últimos cinco días en el departamento que evidenció la mayor suba porcentual, con un 512.5 por ciento al pasar de 8 a 49 casos.

Tafí Viejo también logró una triste evolución en igual período de tiempo ya que 16 casos relevados al 4 de abril, en cinco días el contagio evolucionó de tal forma que llegan a ser 41 los infectados, con un porcentaje de incremento del 156.25.

Otro dato llamativo en el día de ayer estuvo en el hecho que después de varios días Juan Bautista Alberdi abandonó la posición de un solo caso y ayer se reportó uno más. También el departamento de Chicligasta comenzó a sufrir las consecuencias de la enfermedad llegando a los 29 casos.

El informe oficial

El nuevo parte emitido por la Dirección de Epidemiología de la provincia que monitorea al detalle la situación, dio cuenta que aunque la ciudad de Aguilares es la más afectada, el resto de la provincia no está exenta de presentar más casos nuevos. Se insiste en la actividad de erradicar todos los recipientes de cualquier tamaño que puedan contener agua quieta como floreros, envases y cubiertas en desuso. Del mismo modo, se apela a la concientización de la sociedad en el sentido de que se deben limpiar canaletas, cubrir tachos o tanques donde se produzca concentración prolongada de agua, hábitat ideal para la proliferación del mosquito transmisor de la enfermedad.

Recomiendan las autoridades poner bajo techo cubiertas, cacharros y juguetes para evitar la acumulación de líquidos.

Sin duda que uno de los conceptos fundamentales de la lucha contra el dengue está en la disposición y la toma de conciencia de la sociedad, de lo difícil y peligrosa que es la situación imperante.

"El dengue es una responsabilidad de todos"

"El dengue es responsabilidad de todos y no alcanza con mantener la pileta de natación limpia, es un problema de toda la sociedad y por eso además de hacer lo nuestro tenemos que promover acciones de nuestros vecinos para erradicar esta enfermedad", explicó, Susana López de Caillou, miembro del Instituto de Microbiología de la Facultad de Bioquímica, Química y Farmacia de la UNT y del Laboratorio de Diagnóstico Virológico del Sistema Provincial de Salud (SIPROSA).

La charla que se realizó que se realizó ayer en el Aula Magna de Ciencias Económicas estuvo destinada a estudiantes y personal docente y no docente.

La actividad fue organizada por la Comisión de Medio Ambiente, las secretarías de Ciencia y Técnica y de Bienestar Universitario de la Universidad Nacional de Tucumán.

"Considerando la situación de emergencia que está viviendo todo el norte argentino, por la rápida propagación de esta enfermedad, es muy importante que toda la comunidad universitaria se informe e involucre en actividades de prevención y control", destacaron las autoridades de la UNT que organizaron esta charla.

López de Caillou explicó que "limpiando una sola casa no basta y no existe un organismo encargado de controlar que todas las viviendas estén limpias y que saquen los recipientes con agua". Agregó "por eso la mayor responsabilidad social recae en las personas con mayor preparación como los universitarios y también los gobiernos".

La fiebre amarilla

"El insecto transmisor del dengue (también transmisor de la fiebre amarilla) se denomina Aedes Aegypti y está presente en Tucumán y el resto del país, por eso debemos limpiar bien los envases que contienen agua, eliminando así los huevos que pueden estar encubados en los bordes del recipiente", señaló otra de las expositoras, Adriana Patricia Jaime, docente de la Facultad de Agronomía y Zootecnia de la Universidad Nacional de Tucumán.

"Debemos procurar que el césped esté corto para impedir que el insecto habite en la humedad que se genera en los jardines con pastos crecidos, usar repelentes y limpiar bien los hogares", describió.

Jaime comentó que el Aedes Aegypti "puede picar a cualquier hora del día y de la noche, se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas transmitiendo la enfermedad". La profesional también aclaró que "el contagio solo se produce por la picadura de los mosquitos infectados. No se transmite directamente de una persona a otra, ni a través de objetos ni de la leche materna".

Comentá la nota