Preocupante: buscan senadores controlar precio de alquiler

• Convocaron a los representantes del sector
Comenzó ayer a ser analizado en el Senado un proyecto de ley que estatiza los alquileres y crea un órgano público que fija los valores mensuales de las locaciones. Como adelantó hace un mes Ámbito Financiero, el texto de esta propuesta presentada por la senadora kirchnerista Teresita Quintela es absolutamente rechazado por las cámaras que agrupan a martilleros, administradores y propietarios. Ayer, los asesores de las cinco comisiones por donde pasará el proyecto para ser tratado en el recinto y eventualmente aprobado se reunieron durante dos horas con representantes del sector privado. El mensaje que recibieron los intermediarios y llevarán a los legisladores fue: «Si este proyecto avanza, se termina con el mercado inmobiliario».

«Fuimos convencidos de que no puede llegar ni a tratarse en el Congreso este disparate que atenta contra la propiedad privada», confesó a este diario uno de los representantes del sector inmobiliario que estuvo presente en la reunión de ayer. De hecho, éste fue el espíritu con el que se presentaron los presidentes y secretarios de la Cámara Argentina de la Propiedad Horizontal, la Federación Inmobiliaria Argentina, Cámara de Propietarios y el Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires y el de Martilleros de la Provincia de Buenos Aires. En el Salón Auditorio de la Cámara alta, sus argumentos fueron escuchados por una docena de asesores de las comisiones de Asuntos Administrativos y Municipales (que precisamente preside la autora de la iniciativa), de Legislación General, Infraestructura, Vivienda y Transporte; de Economía Nacional e Inversión, y de Presupuesto y Hacienda.

El cambio más destacado que se produciría con la aprobación de este proyecto es la creación de un ente (Organización Estatal de Locaciones Urbanas para Alquilar sería el nombre), que operaría dentro del ámbito del Ministerio de Planificación Federal, a cargo de Julio De Vido, que además de intervenir en el valor de los alquileres «anualmente, recibirá del Estado nacional un fondo suficiente para construir diez millones de metros cuadrados que deberá ser incorporado al Presupuesto nacional y será administrado por el Banco de la Nación».

Acerca del proyecto señalan que «el precio de los alquileres no dependerá de un mercado que no funciona, sino del costo de cada unidad dividido por 150 para determinar el precio mensual de la locación». Es decir que por un departamento de dos ambientes en Capital, por ejemplo, que posee una valuación fiscal de unos $ 20.000 se pagaría un alquiler de $ 133. Hoy con ese dinero, apenas se llega a pagar la mitad de las expensas.

Pero además, el proyecto modifica el plazo de las locaciones a 5 años para las viviendas familiares e indica que «la renovación será automática».

Néstor Walenten, presidente de la Cámara Inmobiliaria y expositor durante la reunión de ayer, explicó a Ámbito Financiero que tuvieron «muy buena recepción por parte de los asesores de todas las comisiones, que mostraron un excelente nivel de conocimiento. Esto nos dio la esperanza de que el proyecto sea rechazado o completamente modificado», dijo. Para Walenten, no hay ningún punto de este proyecto que deba prosperar. En cambio, los dirigentes explicaron a los asesores que si lo que se intenta es ampliar la oferta locativa, se puede modificar la Ley 23.091 y desgravar de impuestos la construcción cuando ésta sea destinada a la renta.

Aun cuando son pesimistas en el propio entorno de la senadora riojana autora del texto, el proyecto llega cada vez más lejos de lo que imaginaban.

En 2007 ya había sido presentado la misma propuesta de norma, sin éxito. Pero hoy, y ante la diáspora desatada entre los legisladores kirchneristas, el marco es diferente.

En el Congreso aseguran que para retener aliados, el Gobierno promete apoyo a proyectos muy diversos. Y aunque parece utópico, todavía su destino es incierto.

Comentá la nota