Preocupan reiterados casos de suicidios: Este martes habrá una reunión en la escuela Bazán y Bustos

Preocupan reiterados casos de suicidios: Este martes habrá una reunión en la escuela Bazán y Bustos

Las cifras revelan que en dos meses se han registrado cinco suicidios de alumnos, y por ello abordarán la problemática. Apuntan a la venta y al consumo de drogas. Esperan contar con el apoyo del CDE, Copnaf y Defensoría.

“No hay una investigación seria sobre los casos de suicidios, no hay estadísticas”, dijo Nora Mian, directora de la escuela Secundaria Nº 3 Monseñor Doctor Abel Bazán y Bustos de Paraná. El miércoles, un alumno de 5º decidió quitarse la vida, tenía 16 años. Mañana harán una reunión interdisciplinaria en la institución, pretenden crear una red que aborde distintos problemas como el consumo de drogas, los “balines” que venden alitas y la falta de perspectivas en los jóvenes. Están conmocionados, quieren encontrar respuestas y poner el problema sobre la mesa.

Para la directora de la escuela, el suicidio de Andrés Ríos, un muchacho del turno mañana, no está aislado de otros casos similares que ocurrieron en los últimos meses.

En la institución llegan a contar más de cinco determinaciones similares de otros jóvenes de zonas cercanas al barrio El Sol, como San Agustín, Mosconi, Humito o Las Flores. Algunos llegaron a decir que superan los ocho o los nueve en los últimos meses. No hay estadísticas claras, para Nora Mian, tampoco una investigación seria sobre la problemática.

Los primeros días del mes se conoció la noticia de la determinación de quitarse la vida de una chica de 15 años, era alumna de la escuela Esparza. Si bien solo mencionó ese caso como uno más junto a otros, destacó como parte de su observación: “Lo que vemos es que son suicidios en edad adolescente, con problemáticas de abuso y droga. ¿Qué les pasa a estos jóvenes invisibilizados?”, se preguntó Mian.

También agregó: “Me encuentro con que están en la droga y no tienen proyectos de vida a largo a plazo, con un sistema donde dos o tres generaciones seguidas están sin trabajo genuino. También faltan valores, hay familias desmembradas, pero otros logran salir, siguen en carrera y están bien”.

La directora de la escuela, habló además de una realidad hacia el interior de la institución relacionada con todo lo que ocurre en el barrio.

Explicó que los estudiantes se drogan con cualquier cosa. “‘Estudié, pero no me acuerdo de nada’, es lo que te dicen. Ellos hablan de que consumen alita: es una junta de cocaína cocinada, con no sé qué otra cosa y vidrio molido, hasta bosta”.

Asimismo contó sobre los jóvenes que venden sustancias, que algunos de ellos van a la escuela y que se transforman en una especie de “balines”, de mulas y que no pueden salir de esa situación porque los amedrentan cada vez que lo intentan.

En la escuela Bazán y Bustos hay un equipo conformado por una psicóloga y una psicopedagoga entre otras profesionales que estarán al frente de abordar el problema.

“La verdad, estoy podrida de que no nos den pelota, que los gurises estén con la mirada perdida y que la escuela se desgrane. El miércoles –cuando conoció del suicidio del alumno– sentí un mazazo en la cabeza y lo tomé como algo personal, pero socialmente hay que dar una vuelta de rosca”, concluyó Mian.

Ahora irán a una reunión, pretenden sostenerla en el tiempo y ampliarla para que distintos organismos que están destinados a abordar estos temas, participen y tomen la problemática.

Si alguien recorre las crónicas periodísticas de los últimos meses se va a encontrar con las noticias que dan cuenta de suicidios de jóvenes en distintos barrios de Paraná, algunos de aquellos que nombró Mian y también de otras localidades de la provincia.

Buscar soluciones y acciones

Este martes a las 11, en la escuela Bazán y Bustos de Santos Vega 1160 harán una reunión interdisciplinaria. “La idea es establecer una red y que el Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf) y la Defensoría tomen cartas en el asunto. La reunión es para poder trabajar la problemática dentro de las instituciones escolares, dar un mensaje esperanzador y abrir un nexo con las familias; sin ser apocalíptica, se ve que el problema es progresivo”, destacó la directora Nora Mian.

Sostuvo la necesidad de encontrar soluciones y acciones concretas. A la reunión están convocados, además, directivos de otras instituciones educativas y de la zona, el Centro de Salud Ramón Carrillo, la Departamental de Escuela y la supervisora, entre otros.

Adicción y conductas autoagresivas

Ante la problemática planteada desde la escuela Bazán y Bustos, Uno consultó con el psicólogo Sebastián Sigal que, entre otras especialidades, aborda la problemática de los jóvenes y las adicciones. Explicó que entre la droga y el suicidio hay una relación y no son aspectos separados.

“Las personas que sufren adicciones, cuando están en grados medianamente avanzados tienen conductas autoagresivas y autolesivas, incluida la posibilidad de quitarse la vida. Es característica del cuadro de la adicción”, señaló Sigal y en palabras simples agregó que la adicción a la droga siempre está vinculada a hacerse daño, aunque existan circunstancias en donde perezca todo lo contrario.

“Suicidio y droga son dos elementos ligados y no se pueden separar, pero también hay que decir que no todo el que toma la determinación de suicidarse, se droga”, dijo y de inmediato aclaró que por otro lado, no todos los que se drogan buscan terminar con su vida, pero sí toman situaciones de riesgo que pueden terminar mal.

Los casos señalados de suicidios fueron de jóvenes y sobre el eso sostuvo que las perspectivas que cualquier otra persona ve, no es la misma que aquel que decidió terminar con su vida.

Pero Sigal no se quedó solo con esa situación de adicción y habló de un conjunto de aspectos sociales como los ambientes delictivos y las redes de narcotráfico. “Es muy complejo y no es solo un problema individual. Son tanas las variables que hace que la sociedad esté paralizada y no se sepa qué hacer, es como una indefensión, donde los que peor la pasan son los más vulnerables como los adolescentes y los niños”.

En Crespo quieren crear un Observatorio de violencias

En la localidad de Crespo avanzan en la conformación del Observatorio de violencias entendido como una herramienta que abordará la problemática en todas sus expresiones, según informaron.

Entre otros objetivos buscan abordar distintos aspectos como la violencia de género y familiar junto a otras.

El objetivo será brindar asesoramiento técnico, generar capacitaciones y acciones de sensibilización.

En la conformación participó la municipalidad de la localidad junto a otros funcionarios. Además crearán un registro Único de situaciones de Violencia.

Destacaron que acciones similares ya se realizaron en ciudades como Concordia, Gualeguaychú y Feliciano, y hubo propuestas para llegar al conjunto de los municipios de la provincia.

Coment� la nota