Preocupan los problemas con los servicios de agua y luz.

En las últimas horas se registraron inconvenientes con la presión del líquido en distintos barrios e incluso algunas escuelas debieron suspender clases. El calor y el viento fueron factores influyentes. Además, hubo varios cortes de energía.
A partir de las altas temperaturas y el fuerte viento, en los últimos días varios sectores de la ciudad padecieron problemas con el servicio de agua de red.

El portavoz de la empresa Aguas Bonaerenses SA (ABSA), Daniel de la Iglesia, sostuvo que hubo un notable aumento del consumo por esos factores climáticos, lo cual trajo una merma en la presión para algunos barrios.

De la Iglesia también se refirió a las obras necesarias para evitar nuevos cortes y explicó que deben construirse ductos capaces de trasladar grandes caudales.

"Si la red local fuesen calles, nos harían falta avenidas. Ya hay un proyecto técnico, eso es lo que siempre está, resta resolver el financiamiento. No han habido cambios en la infraestructura del verano pasado a este. En tanto, la empresa ha hecho operativamente todo lo posible", aseguró.

Debido a los trastornos en el abastecimiento de agua, ayer no hubo actividad en al menos cinco establecimientos educacionales.

Por otra parte, también hubo una serie de cortes de energía eléctrica, que ayer afectaron a Villa Mitre, Villa Loreto, Villa Italia, Rosendo López, 12 de Octubre, Villa Muñiz, Villa Harding Green, Villa Libre, Sánchez Elías, Anchorena y Stella Maris.

Desde la Empresa Distribuidora de Energía Sur (EDES) se dijo que la falla fue técnica y que no tuvo relación con el clima. Además, se indicó que la compañía se preparó para afrontar el verano con un plan de inversiones por 40 millones de pesos.

Comentá la nota