Preocupan a la Presidenta los efectos en el país de la crisis global

Preocupan a la Presidenta los efectos en el país de la crisis global
Lo reconoció al llegar ayer a Madrid; hoy será recibida por los reyes y por Zapatero
MADRID.- Dos cazabombarderos de la fuerza aérea española escoltaron al avión presidencial de Cristina Kirchner durante todo su descenso, en señal de bienvenida del gobierno de España, que encabeza José Luis Rodríguez Zapatero. Pero la crisis económica mundial arrecia en este país. Y la Presidenta comenzó a comprobar ayer en persona que es más grave de lo que imaginaba: les expresó a sus interlocutores su preocupación por el manejo que harán de la crisis los líderes mundiales y los efectos que tendrá sobre la Argentina.

"La magnitud de la crisis aquí preocupa a la Presidenta. Se concentró en ella en sus comentarios durante el día, a los medios y en privado", confió a LA NACION una alta fuente de la comitiva oficial. Cristina Kirchner concedió entrevistas a cuatro medios españoles, que se publicarán hoy.

La mandataria llegó ayer a Madrid con la intención de encauzar la relación bilateral con España. Con ese fin, se reunirá hoy tres veces con los reyes Juan Carlos I y Sofía, en su primera visita de Estado aeste país.

Parece haber una señal de predisposición de los reyes para superar conflictos. La monarquía y el gobierno de Rodríguez Zapatero quieren que los empresarios españoles, en plena crisis, no sumen más malas noticias en la Argentina. No hay afinidad personal sino necesidad en las reuniones que tendrán con Cristina Kirchner.

La Presidenta dialogará con Zapatero en la sede gubernamental de la Moncloa, pensada para firmar acuerdos bilaterales y olvidar los encontronazos por la expropiación de Aerolíneas Argentinas, que estaba en manos del grupo español Marsans, y la estatización de la jubilación privada que eliminó las AFJP, algunas de ellas de capitales españoles, entre otros desencuentros recientes.

Apenas llegó, al mediodía, Cristina Kirchner se retiró a descansar al Palacio de El Pardo, casa de huéspedes de la corona, en las afueras de la ciudad. Sólo a las 18 comenzó con el raid de entrevistas: TelevisiónEspañola (TVE), Cadena Ser y La Sexta, y el diario ABC . Terminó cerca de las 22.

Por la noche, comió con el canciller Jorge Taiana; el ministro de Planificación, Julio De Vido; el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, y el embajador argentino en España, Carlos Bettini.

A los medios locales y a sus allegados, sin periodistas argentinos presentes, Cristina Kirchner les transmitió su alarma por la crisis. "Se refirió a su proyección a Europa y América latina, y el nuevo escenario con Barack Obama en Estados Unidos", confió una fuente de la delegación. El temor es por el grado de propagación hacia la Argentina de la debacle.

En España ya hay 3,3 millones de desocupados o "parados". El desempleo se duplicó: en los últimos 12 meses pasó de 7,5% a 14,7%, se cerraron 200.000 pymes; el PBI, que en 2007 había crecido 4%, en 2008 apenas aumentó 1,3%, pero en el cuarto trimestre cayó 0,7%, es decir, técnicamente el país entró en recesión. Para este año se prevé una caída de 1,8%, mientras que el déficit fiscal trepará del 3% del PBI el año pasado al 7% u 8% en este ejercicio.

"Así está el mundo y nosotros les exportamos a ellos. Dejarán de comprar. Afectará a nuestra actividad y a la recaudación", dijo un funcionario argentino.

Es por la gravedad de la situación que Cristina Kirchner trajo aquí a las delegaciones de la CGT y de la Unión Industrial Argentina, junto con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada. De Vido y Tomada reunieron anoche en el hotel Intercontinental al jefe de la CGT, Hugo Moyano, y al titular de la UIA, Juan Carlos Lascurain, cada uno con sus allegados, para comenzar a relanzar aquí el Consejo Económico Social sobre la base del modelo español, con el fin de llegar a acuerdos sociales (como se informa por separado).

Los gobernadores Daniel Scioli (Buenos Aires) y José Alperovich (Tucumán) también analizaron aquí el asunto, al igual que los jefes de los bloques parlamentarios del kirchnerismo del Senado, Miguel Pichetto, y de la Cámara de Diputados, Agustín Rossi.

Cuidar el empleo

Sin disimular su inquietud, Scioli dijo a LA NACION que "la máxima preocupación será cuidar el empleo". Y agregó que "hay señales de un proteccionismo que puede afectar nuestras exportaciones".

El mandatario bonaerense insistió: "Pedimos compromiso y responsabilidad social empresaria: el trabajo no puede ser la variable de ajuste. Y los gremios deben tener mucha responsabilidad".

Sobre el conflicto con Aerolíneas Argentinas, De Vido aseguró ayer a LA NACION que no necesariamente se firmaría hoy o mañana un acuerdo con Marsans y Airbus para que el Estado asuma un contrato de compra de 30 aviones que hizo la compañía española para la empresa de bandera argentina.

El Gobierno pagaría 1500 millones de dólares, Marsans recuperaría así la seña con el consorcio europeo de aviación Airbus y desistiría del juicio que le inició a la Argentina en el Ciadi, tribunal arbitral de controversias sobre inversiones del Banco Mundial.

El Gobierno se comprometería, además, a no iniciar una persecución judicial sobre directivos de Marsans, que controló la empresa aérea hasta su reestatización, el año pasado.

En fuentes empresarias dicen que el acuerdo ya está listo en un 90%. Es posible una reunión entre la Presidenta y los dueños de Marsans, Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual.

De vido estuvo ayer en la empresa Telefónica de España con el presidente mundial de la compañía, César Alierta, que también verá a la Presidenta, al igual que los directivos de otros inversores locales como Gas Natural Ban, Endesa y Abertis.

Telefónica transmitió su voluntad de invertir en 2009 y 2010 en telefonía fija y en un sistema de banda ancha de última generación. Pero el ministro argentino aseguró que no avanzó sobre los temas conflictivos de la telefónica: su ingreso al negocio del triple play (Internet, cable y telefonía) y la controversia por un presunto control monopólico del mercado por tener una parte de Telecom.

Hora por hora

A LAS 11

Bienvenida real

Los reyes darán la bienvenida la presidenta Kirchner. Será en el Palacio de El Pardo.

A LAS 12

Llaves de la ciudad

Encuentro con el alcalde de Madrid. La Presidenta recibirá la llave de la ciudad. La ceremonia será en la casa de la villa.

A LAS 17

Con Zapatero

Encuentro del presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero con la presidenta Kirchner, en el Palacio de La Moncloa.

A LAS 18

Con la prensa

Luego del encuentro de los dos mandatarios, está prevista una conferencia de prensa para conocer los alcances de la reunión.

A LAS 21

Cena de honor

Los reyes Juan Carlos y Sofía de Borbón ofrecerán a la Presidenta una cena de honor en el palacio real

Comentá la nota