Preocupan delitos y la judicialización de causas que podrían evitarse aplicando la mediación.

Actualmente unos 4 millones de conflictos se judicializan por año, de los cuales la mitad son asuntos penales. "Debemos llevar a la mediación a un punto de actuación que la convierta en el primer nivel de respuesta al conflicto" recomiendan, pero aquí la ley correspondiente nunca se trató.
La Federación Argentina de Magistrados se pronunció recientemente en relación al incremento de los conflictos que se dirimen en sede judicial, particularmente en el fuero penal.

La FAM emitió recientemente un documento en el que expresa su preocupación por "el sostenido aumento de los casos judiciales, penales y de todo tipo, afligen hoy a la sociedad, prisionera entre el miedo y la impotencia. También la Justicia padece la situación, atravesada por realidades cada vez más difíciles de gobernar. Argentina produce más de 4.000.000 de conflictos que se judicializan por año. De ellos, una cifra cercana a la mitad, se trata de asuntos penales. Con esta cantidad de casos, no puede convivir la población ni el sistema judicial, se haga con él lo que se haga. Las cárceles en todo el país están superpobladas, las leyes penales fueron endurecidas y la situación no cambia"

El documento lleva la firma del presidente, Abel Fleming, y del secretario, Fernando Lodeiro, y propone, entre otras medidas la aplicación de la mediación prejudicial.

"Debemos llevar a la mediación a un punto de actuación que la convierta en el primer nivel de respuesta al conflicto, para que sean las propias partes interesadas las principales protagonistas del hallazgo de la solución. Para ello hace falta más que leyes. Se necesitan planes integrales de fomento a la mediación, con campañas de difusión, alicientes de uso, disponibilidad, gratuidad, junto con consecuentes medidas de desaliento al pleito tradicional. El objetivo a lograr es que el litigio ocupe un lugar subsidiario dentro de los mecanismos de solución de las disputas" indica la entidad que agrupa a los Magistrados de todo el país.

Pero la mediación prejudicial, que bien podría utilizarse para descomprimir los juzgados de causas y expedientes, en nuestra provincia no se aplica como en otras provincias, ya que la ley que la implantaría, presentada oportunamente por la senadora Silvina Tello, nunca se trató en la Legislatura catamarqueña.

En nuestra provincia, a modo de prueba, desde hace un par años ya, solo se aplica una mediación que se refiere a casos de familias pero no a la totalidad de los casos posibles y que tan buenos resultados dieran en otras provincias que la aplican.

Comentá la nota