Preocupan aumentos de una tasa

Preocupación y malestar ha provocado la decisión municipal de aumentar en un 180% la tasa municipal por uso del espacio aéreo por cableado, que es considerado "desproporcionado" por las empresas prestatarias. Sin duda que estos incrementos deberán ser trasladados a los abonados, con lo que se les ocasionaría un nuevo perjuicio a sus, de por sí, maltrechos presupuestos.
En definitiva estos incrementos terminarán siendo pagados por la gente a partir que el intendente refrendó una ordenanza municipal aprobada recientemente por el Concejo Deliberante, que establece una suba del 100% por la utilización del espacio aéreo por cableado.

Esta iniciativa fue tratada ayer por la asamblea de mayores contribuyentes que le dio aprobación.

Debe considerarse, por otra parte, que la ordenanza municipal 6516/08 dispuso para el corriente año, y por el mismo concepto, un aumento del 40 por ciento respecto de los valores vigentes en 2008, con lo cual, al aprobarse el texto en la asamblea de mayores contribuyentes, el valor de la tasa por uso de espacio aéreo aumenta por los períodos de 2009 y 2010 un porcentaje acumulado del 180 por ciento.

No quedan dudas que el incremento autorizado en las últimas horas supera los índices de la inflación económica, y también supera en gran escala los ajustes de los valores de los servicios prestados por la empresa de televisión por cable.

Asimismo con los votos de la UCR y de Unión Peronista, se dio aprobación a un descomunal aumento que llega al 500 por ciento a la tasa por medidores de electricidad. Pasará de 50 centavos a 3 pesos. Se puede pensar que el incremento, en definitiva es de solo $ 2,50, pero en el marco de permanentes ajustes a todos los productos que consume la población en general, un aumento que ronda el 500 por ciento impacta de manera contundente en los bolsillos de los contribuyentes.

Estas actitudes votadas por los concejales dan pie a pensar que, o bien se desenvuelven en un microclima que no les permite ver la realidad, o desconocen ciertamente la situación que agobia al contribuyente y a las empresas que han apostado por invertir, dar servicios y empleo en Necochea.

Comentá la nota