Preocupado por la sangría oficialista, Alberto F salió de gira por el interior

Preocupado por la sangría oficialista, Alberto F salió de gira por el interior
El ex Jefe de Gabinete recorre con su auto las ciudades. Rescata los logros del kirchnerismo. Qué dijo del conflicto con el campo.
Reconciliado con el ex presidente Néstor Kirchner y con octubre en la mira, el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández se cargó a las espaldas la misión de reorganizar las filas kirchneristas en el interior del país con la consigna de imponerse como el armador político del “post kirchnerismo junto a Kirchner”, una aventura que lo conducirá nuevamente a remar en aguas turbulentas.

El ex funcionario continuó su gira el jueves en la provincia de San Juan y el viernes, en Mendoza. Fernández se mostró crítico hacia el Gobierno y conciliador en la discordia, a pesar de que cerca del ex funcionario aseguraron a PERFIL que “lo que hace Alberto está en sintonía con Olivos”. Aunque dijo que Cobos no debe renunciar porque “fue elegido” y que le preocupa “mucho” el éxodo de senadores y diputados oficialistas.

Acompañado por su fiel colaborador y ex superintendente de Salud, Héctor Capaccioli, y por el ex subsecretario de Relaciones Institucionales de la Jefatura de Gabinete Claudio Ferreño, Fernández arribó a tierras cuyanas para reunirse con los distintos sectores del peronismo y ex cobistas, y garantizarle al pingüino las alianzas necesarias para ganar las elecciones legislativas.

El jueves, el ex hombre fuerte del matrimonio presidencial se reunió a solas con el gobernador José Luis Gioja, cabeza en el ranking de los gobernadores más fieles al kirchnerismo, a quien halagó calificándolo como “presidenciable”. “Tiene todas las condiciones” para ser candidato en 2011, dijo en declaraciones a la prensa. Pero visitó también a legisladores locales, al Partido Bloquista –un armado provincial que acompaña al peronismo– y a dirigentes gremiales. La Fiesta del Sol cerró la jornada de pre-campaña.

“Por algún motivo, hemos perdido la capacidad de diálogo con la gente –dijo Fernández al diario Zonda–. Yo lo digo y algunos se enojan, pero perdimos algo vital, y es la capacidad de escuchar la demanda social.” Sobre el actual conflicto con el campo, aseguró: “No tiene nada que ver con el conflicto que vivimos hace un año. Por eso es que he reclamado tanto al Gobierno que dialogue con el campo. Cuando comenzamos a discutir en 2008, la soja estaba 630 dólares la tonelada y hoy está en los 300 dólares”.

Ayer, en Mendoza, la comitiva albertista fue recibida por Alfredo Fernández, titular de la ANSES provincial. Alberto F, que se encontró con empresarios vinícolas y recibió las preocupaciones del sector por los precios internacionales, celebró un asado en el sindicato de Gasistas. Dijo que tiene “una relación personal de buen trato y afecto con Julio Cobos”, pero que no comparte “lo que hizo aquella noche” –por el voto “no positivo”– porque “puso en serio riesgo la institucionalidad” del país.

El recorrido seguirá en EE.UU.

Luego de sus visitas a las provincias de Santa Fe, Chaco, San Juan y Mendoza, el ex jefe de Gabinete y ahora reconfirmado armador del kirchnerismo llegará esta semana a Washington para encontrarse con funcionarios de segunda línea del gobierno de Barack Obama.

Fernández también estuvo reunido con los jefes comunales de San Miguel, Escobar, Luján y Lanús. Tras varios encuentros con Néstor Kirchner y un llamado afectuoso al jefe del PJ en el día de su cumpleaños, el miércoles 25, el ex jefe de Gabinete asumió sus funciones extraoficiales en el proyecto kirchnerista. Aunque Fernández lo niega, entre sus objetivos futuros figura la posibilidad de una candidatura, dicen en su entorno. Por ahora, será el responsable de recuperar fuerzas y engrosar las filas debilitadas del oficialismo.

Comentá la nota