Preocupación vecinal en el barrio Santa María

Integrantes de la Comisión Provisoria y vecinos del barrio Santa María de las Pampas (también conocido como Plan Federal) se reunieron en la tarde de ayer con autoridades de la municipalidad de Santa Rosa y representantes de la policía provincial, preocupados por los constantes hechos de inseguridad que se suceden en la zona.
Del encuentro participó el intendente Francisco Torroba junto a algunos de sus funcionarios. En representación de la fuerza policial, se hizo presente una comisión encabezada por el comisario inspector Hugo Benvenuto, a cargo de la Unidad Regional I, y el comisario Carlos Chico, jefe de la Brigada de Investigaciones.

Durante el cónclave, desarrollado en el espacio verde ubicado en la intersección de las calles Torres y Ferreyra, el grupo de habitantes de la novel barriada santarroseña planteó la situación que los aqueja y que parece no tener solución. Las principales quejas, que ya son reiteradas, se centraron principalmente en un grupo de jóvenes de entre 13 y 19 años que "asolan" el barrio cometiendo todo tipo de ilícitos.

Benvenuto les expresó que la problemática que viven "es común a todo barrio nuevo", y advirtió que un principio de solución sería "que se puedan organizar entre los vecinos y aunar criterios para denunciar los hechos". La autoridad policial recordó que en el barrio hay de manera constante un móvil de la Seccional Segunda que recorre las calles y que por las noches se suman otras dotaciones, pero aclaró que "eso no alcanza si no hay colaboración de los vecinos". Y subrayó: "ustedes tienen que preocuparse en avisar de los hechos, no confrontar".

La respuesta de los vecinos volvió a hacer hincapié en el miedo que sienten muchos de ellos y que los lleva a no radicar denuncias o a evitar salir de testigos. "Ustedes tienen que vencer ese miedo", les dijo Benvenuto.

Seguimiento.

"Nosotros le hemos dicho a las autoridades provinciales que acá tiene que haber un seguimiento no sólo de la policía, sino también del ministerio de Gobierno y del área de Educación", señaló Torroba al tomar la palabra. El jefe comunal explicó que "entendemos que si toda la responsabilidad recae en la policía, se terminará desgastando". Además, recordó que le solicitaron al ministro Rodríguez que convoque al Consejo Provincial de Seguridad.

Tampoco le quitó responsabilidad al Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV), ya que remarcó que "cuando la provincia entrega una vivienda a cualquier vecino, tiene que hacer cumplir con un código de convivencia". Los vecinos coincidieron en este punto, y se quejaron que las autoridades de Vivienda habían sido convocados varias veces "pero nunca vinieron" y que por ese supuesto desinterés "diez personas perjudican a 500 familias".

Otra de las quejas fue por la venta de alcohol en algunas despensas hasta altas horas de la noche, ante lo cual tanto las autoridades policiales como las comunales recordaron que si se da aviso tanto los inspectores como la policía puede proceder con clausuras.

Desde que fue inaugurado en octubre de 2007, los hechos delictivos han ido en aumento en el barrio. La situación ha llegado al punto de que, durante la pasada semana, ingresaron a una vivienda para sustraer un reproductor de dvd y la terminaron prendiendo fuego. Ayer el equipo de LA ARENA fue testigo de cómo un adolescente -supuestamente integrante del grupo que asola la zona- se burlaba desde una esquina de quienes participaban de la reunión.

Comentá la nota