Preocupación por seguidilla de robos e inacción policial

Hay una marcada inquietud en los vecinos de Juana Koslay y particularmente en el barrio Cerros Colorados por la ineficiencia policial -hasta posible "protección"- tras una serie de asaltos que sufrieron en la última semana de 2009.
Los robos también se produjeron en otros sectores de la ciudad, al punto de que el intendente, Andrés Vallone, concurriera a la oficina del ministro de Seguridad, Edgard Amieva Saravia, para hacerle conocer de otros hechos delictivos del que fueron víctimas dos hoteles del lugar, vinculados con el poder político. A pesar de la promesa oficial, no hay rondas de vigilancia policial y los uniformados, al momento de producirse los hechos, dieron poca importancia a los datos que aportaban los vecinos.

Según pudo confirmar Periodistas en la red, el 29 de diciembre produjeron al menos tres robos en el radio de dos manzanas en el barrio Cerros Colorados. Cuando la policía estaba hablando con uno de los damnificados, según los testimonios, los ladrones habrían estado robando en la casa lindera por la parte posterior del patio.

Los robos se podujeron entre las 19 y las 21,30, según los testimonios y los vecinos tienen sospechas de una camioneta tipo Fiorino a la que vieron pasar insistentemente antes de uno de los hechos. "Ni siquiera apuntaron los datos que les dimos", se quejó una vecina indignada por la falta de interés policial en aclarar los hechos.

"No entraron a la casa a verificar qué nos habían robado", expresó y "ni siquiera salieron a dar una vuelta por el barrio para ver si veíamos algún movimiento sospechoso", dijo. "Al menos hubieran hecho la pantomima para dejarnos un poco más tranquilos".

Otro vecino de la manzana contigua, remarcó que para él había "una zona liberada", por la demora en llegar de la policía, pero también porque desde hace un tiempo se han dejado de ver los patrulleros que si bien pasaban espaciadamente, ahora "practicamente ni se los ve".

Amieva Saravia, en su reunión de la semana pasada con Vallone prometió una ronda permanente a cargo de los cadetes de la Escuela de Policía, pero este fin de semana brillaron por su ausencia. Quizá hagan falta más robos para que los cadetes salgan.

La reunión de Vallone

Según informó la oficina de prensa de Juana Koslay, "el intendente Andrés Vallone se reunió con el Ministro de Seguridad Coronel (R) Edgard Osvaldo Amieva Saravia, quién le confirmó que existe la decisión política para construir una nueva comisaría y se comprometió a generar acciones para mejorar la seguridad en Juana Koslay".

De acuerdo a esa información oficial, "el encuentro se realizó por un pedido del jefe comunal, a raíz de los hechos de inseguridad en los hoteles Smata y Cruz de Piedra ocurridos ésta semana en plena temporada turística, y se extendió durante veinte minutos en el despacho del funcionario provincial".

Ambos hoteles tienen vinculación directa con el poder político. En el primero de ellos Vallone hizo su lanzamiento de campaña y le sirvió como bunker político cuando fue candidato a intendente. El otro es de propiedad de la familia Rodríguez Saá.

"Vallone le pidió que el ministerio tenga una mirada más atenta sobre la seguridad en Juana Koslay, la instalación de una nueva comisaría y la implementación de un sistema de rondas permanentes, a cargo de los Cadetes de la Escuela de Policía. La municipalidad se comprometió a optimizar y ampliar el alumbrado público y el desmalezamiento de los terrenos baldíos, para complementar las acciones que emprenda el ministerio", expresa el parte.

Comentá la nota