Preocupación por la posible caída de stock ganadero local

La primera vacunación contra la aftosa muestra un aumento de 15 mil cabezas.
En el último año el stock bovino argentino habría registrado una caída del orden del 5% aunque en nuestra provincia el mismo habría crecido, según datos del Senasa, en base a la primera vacunación antiaftosa de 2009.

En la primera campaña antiaftosa del año 2009 a nivel nacional, el Senasa registró 55,803 millones de vacunaciones contra 59,26 millones en el mismo período de 2008 (-5,8%) y 60,16 millones en el primer semestre de 2007 (-7,2%).

Sin embargo, en las provincias norteñas como Santiago del Estero, Salta, Tucumán, Jujuy, Catamarca y Misiones, el número de vacunaciones en el primer tramo de 2009 fue de 3,38 millones, una cifra 3,0% superior a la del mismo período del año pasado.

Si se toma puntualmente Santiago del Estero, las cifras marcan un crecimiento de la cantidad de cabezas vacunadas, siendo en 2008 de 1.512.383 y en 2009 de 1.527.996, lo que muestra un crecimiento de 15.613 cabezas.

Porcentualmente ello representa un 1,03% en favor de este año en relación al año pasado.

Consultado sobre el particular, el ministro de la Producción, Luis Gelid, indicó a Nuevo Diario que este avance tiene que ver con una mayor eficiencia a la hora de vacunar y también con un aumento del rodeo.

Sin embargo, Gelid advirtió que más allá de este número que parece alentador, en realidad hoy tienen una "gran preocupación" por las consecuencias que puede generar la emergencia hídrica por la sequía.

Por ello indicó que estos datos estadísticos pueden resultar hoy "relativos", porque pertenecen a marzo-abril de este año, antes de conocerse los efectos más importantes de la pérdida de cabezas por el clima.

El informe nacional al que tuvo acceso Nuevo Diario, no pasa por alto esta situación, al advertir que "algunas provincias del norte del país, que venían mostrando en los últimos años un sostenido crecimiento del stock ganadero, no pudieron escapar esta vez de los efectos de la brutal sequía registrada en el último año".

Análisis

En los últimos dos años desaparecieron casi cinco millones de cabezas de ganado bovino en la región pampeana. Se trata de una reducción del 7%.

Se redujeron los rodeos en Corrientes, Chaco y Formosa. Pero en el resto de las zonas subtropicales y semiáridas la cantidad de vacunos siguió creciendo con una profundización del fenómeno de la migración de hacienda de las regiones pampeanas hacia las subtropicales y semiáridas.

Eso es al menos lo que indican las cifras de vacunación contra la aftosa del Senasa, las cuales, si bien no pueden ser tomadas como una referencia exacta, son por el momento la herramienta más fidedigna para seguir la evolución del rodeo bovino argentino.

La mayor caída

interanual se registró en la provincia de Río Negro, donde la sequía generó una catástrofe productiva: en la primera vacunación de 2009 se inocularon 365.000 animales contra 550.000 en 2008 (-33%).

Comentá la nota