Preocupación petrolera en el gobierno neuquino.

La recesión del sector afecta mucho más a empresas de servicio medianas y pequeñas. Son a la vez las que contratan mayor cantidad de mano de obra local. El gobierno gestiona un encuentro con YPF para promover la prioridad local a la hora de las contrataciones.
Hay preocupación en el gobierno neuquino por la situación de las muchas empresas de servicios petroleros en la provincia, afectadas por la recesión del sector tras la brusca caída del precio del barril de petróleo a nivel internacional. A tal punto es la gravedad del cuadro, que desde la gestión Sapag se promueve un encuentro con YPF para que se le de prioridad a la mano de obra neuquina.

El subsecretario de Hidrocarburos de la provincia, Héctor Mendiberri, recibió el viernes a los representantes de la Cámara Empresarial, Industrial, Petrolera y Afines (CEIPA). Los empresarios plantearon aspectos comprometedores para la región de la crisis que afecta al sector en virtud de la caída del precio del petróleo y las condiciones financieras internacionales.

Luego de la reunión el funcionario dijo que el escenario es "preocupante", y explicó que "la situación está afectando el precio del petróleo de referencia local, y hay menos consumo en productos refinados".

Sostuvo además que las pequeñas y medianas empresas de servicios petroleros, como es el caso de las de Cutral Co y Plaza Huincul, son las más vulnerables de la industria, y por tal motivo, indicó, "nos hemos puesto a disposición de CEIPA para volver a reunirnos, y a partir de ahí ver cómo se desarrollan los hechos".

Mendiberri expresó que el gobierno de la provincia gestionará un encuentro con la empresa YPF -uno de los principales contratistas del sector- para buscar un marco en donde, "a mismas condiciones de calidad y precio, se priorice la mano de obra neuquina".

Comentá la nota