Preocupación por el petróleo y la obra pública

El gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta retomó sus funciones ayer en Casa de Gobierno. Los temas que tiene sobre el tapete están relacionados con reclamos por atrasos en los pagos al sector comercial y empresarial que prestan servicios al Estado, según lo indicó el propio presidente de la Cámara de Comercio, Daniel Cruces, días pasados.
El dirigente empresarial indicó que hay varias quejas de comercios y prestadores de servicios, que han manifestado atrasos en las cobranzas de sus prestaciones de servicios con la provincia. “Será un motivo de análisis, para charlarlo con el gobernador”, sostuvo al tiempo que acotó con relación a los atrasos: “estamos hablando de períodos bastante prolongados, quizás un semestre o algo así”.

Otro de los temas que se ha reiterado en enero es el atraso en el pago a los trabajadores de la construcción y los rumores no oficiales, de atrasos del Estado con las empresas constructoras, mientras que el sector pesquero también ha expresado la necesidad de encontrar alguna solución, tal lo manifestado por el concejal Mella de Puerto Deseado, quien indicó que las empresas están trabajando en un bajo porcentaje, algo que también han planteado los marineros nucleados en la AGOMU, quienes además reclaman por subsidios.

En tanto no deja de preocupar el tema petrolero, tanto en lo que hace a las inversiones comprometidas como al seguimiento del precio internacional del crudo, con más bajas que subas en las últimas semanas, aunque ayer se reacomodó en 43 dólares acompañando la recuperación de Wall Street.

El primer mandatario provincial mantuvo sus primeras reuniones con el vicegobernador de la provincia, Luis Hernán Martínez Crespo, como así también con el ministro de Economía Juan Manuel Campillo y el secretario de Trabajo Raúl Santibáñez.

Según indica un comunicado de prensa oficial, Peralta estuvo analizando la realidad petrolera provincial, por lo que aseguró que su “preocupación fundamental” es la situación que están atravesando los trabajadores del petróleo, la merma en las inversiones, la determinación de las petroleras que afectan a las contratistas y que repercute en las fuentes laborales, y la nueva caída en las regalías.

En este sentido, el mandatario hizo hincapié en la necesidad de “avanzar en las reuniones de la Mesa de Concertación con este sector” e insistió en que su “principal preocupación es el mantenimiento de los puestos de trabajo y el horizonte laboral de la gente”.

La Mesa de Concertación es una herramienta que impulsó el gobernador Peralta como eje de su política de Estado con el fin de establecer un mecanismo de resolución de conflictos, de compromisos de inversiones y de trabajo apostando al diálogo constructivo en la búsqueda, sobre todas las cosas, de armonizar las diferentes posiciones del sector y así lograr un equilibrio de desarrollo de la actividad.

Asimismo, con el titular de la Cartera Económica Peralta precisó que analizaron “la marcha de la obra pública y las distintas variables de Santa Cruz”.

Finalmente, el mandatario santacruceño indicó que este viernes participará de la ceremonia inaugural de la XVIII Reunión del Comité Ejecutivo de la Confederación Parlamentaria de las Américas –COPA- y Reunión del Comité Ejecutivo de la Red de Mujeres Parlamentarias que se realizará en El Calafate, en tanto que en el transcurso de la próxima semana se trasladará a la ciudad de Buenos Aires para realizar gestiones referidas a distintas áreas del Gobierno Provincial.

Comentá la nota