Preocupación oficial por normativa que perjudica a la industria textil fueguina

Se trata de la resolución 251/09 del Ministerio de la Producción de Nación, que impone restricciones en licencias de importación a productos textiles; metalúrgicos y artículos del hogar. Sostienen que dicha normativa afecta a los productos terminados de origen nacional en desmedro de los productos importados.
El secretario de Promoción Económica y Fiscal, Fabio Delamata, planteó ayer su preocupación tras la publicación en el Boletín Oficial del Ejecutivo Nacional de la Resolución 251/09 del Ministerio de la Producción de Nación, en la que se imponen diversas restricciones para la importación de materias primas que en Tierra del Fuego abastecen a la industria textil.

«En la Provincia ya desde hace nueve meses estamos sufriendo la restricción a la importación de materias primas que requieren las firmas textiles radicadas en la Isla, y que a su vez derivan en otros procesos productivos que culminan con productos terminados de origen nacional», señaló.

En este sentido, Delamata consideró que dicha normativa «afecta a los productos terminados de origen nacional en desmedro de los productos importados», asegurando que esta situación se verá agravada con la resolución 251/09, en el que se incluyen entre las restricciones a otro tipo de materias primas».

«Estamos bastante preocupados y nos toca de cerca por estas industrias», reconoció el funcionario, asegurando que la producción textil fueguina «no tiene una competencia en el Continente, donde se realiza un simple complemento en el mejor de los casos, por lo que esta medida resulta perjudicial desde el punto de vista técnico, porque perjudica el producto nacional», agregó.

El titular de la Secretaría de Promoción Económica y Fiscal enfatizó que «la producción de Tierra del Fuego abastece al Continente y no apunta a restar puestos de trabajo», asegurando que «la industria fueguina es parte de Argentina aunque seamos una isla, y producimos para el país».

«Si se prohíbe la incorporación de materia prima lo que se está haciendo es beneficiar al producto importado, y eso lo que desde Tierra del Fuego es lo que estamos tratando de no permitir», concluyó.

Las licencias no automáticas de importación funcionan como una suerte de llave de paso, que regula el ingreso de un amplio abanico de bienes, en su mayoría «sensibles», como textiles, calzado, artículos para el hogar, neumáticos, motos, marroquinería y maquinaria agrícola.

Los empresarios afectados coinciden en que las trabas para importar no tienen como objetivo favorecer la industrialización de la Argentina, sino que lo único que busca es evitar que el histórico déficit de la balanza comercial del sector industrial siga comiéndose dólares.

Comentá la nota