Preocupación e incertidumbre luego de la reunión

Luego de la reunión que mantuvieron los intendentes radicales de la Provincia con el gobernador Scioli, los balances del encuentro fueron dispares entre los jefes comunales.

“Nos vamos con la palabra que si bien no existe un garantía, las proyecciones serán razonablemente cumplidas por la Provincia”, expresó el presidente el Foro de Intendentes Radicales, Daniel Molina (Necochea).

Más crítico, el jefe comunal de Brandsen, Carlos García, al término de la reunión se quejó porque fueron con “problemas concretos” y, si bien encontraron el diálogo no se llevaron “ninguna propuesta concreta” de parte de la Provincia.

“Se corre el riesgo de no poder cumplir con las obligaciones que tienen los distritos, con los pagos de sueldo y proveedores, como nunca tuvimos”, dijo García.

Por su parte, el intendente de Tandil Miguel Lunghi planteó un panorama negativo para su municipio. “Tandil va a tener alrededor de mil desocupados en marzo, la metalúrgica está totalmente parada, y todo esto va a recaer en el municipio y no tengo el dinero para ayudar”, indicó Lunghi, que también citó “el problema de la ganadería y la lechería, la cosecha de trigo y de maíz que se perdió el 50%”.

Ante esa situación el jefe comunal de la ciudad serrana expresó su “preocupación por la caída en la recaudación y buscamos tener la seguridad de que la coparticipación que tenemos fija no se caiga por posibles problemas que pueda tener la Provincia”.

Comentá la nota