Preocupación generalizada por la situación de la ruta 7

GENERAL SAN MARTIN (Agencia) --Expresiones de preocupación e intranquilidad fueron vertidas en la jornada de ayer por representantes de la todas las instituciones consultadas con motivo de la amenaza de huelga en la obra de pavimentación de la ruta provincial 7 entre General San Martín y Colonias Unidas.
Tal lo informado por NORTE en su edición de ayer, los obreros tienen demorado el cobro de sus haberes, por lo que hicieron una presentación ante la delegación de la Dirección de Trabajo por la que intimaron a la empresa por 48 horas a regularizar el pago de los jornales atrasados, caso contrario comenzarán con huelga como medida de reclamo.

En forma absolutamente generalizada, las entidades vinculadas con el quehacer productivo, económico y otros no pudieron ocultar su desagrado expresando el total acompañamiento y el máximo apoyo al intendente Aldo Leiva, que inició gestiones en busca de que el problema se solucione en forma urgente. El origen del problema estaría radicado en que la empresa tampoco está cobrando en tiempo y forma, por lo que no puede cumplir el pago de haberes, de combustible y el contrato a otras empresas que están brindando servicios especiales en la obra.

El jueves el intendente de General San Martín reconoció la existencia de esos inconvenientes y que podría haber dificultades con la continuidad normal de los trabajos, pero a la vez afirmó que el gobernador le comunico que hizo gestiones en Buenos Aires para destrabar el envío de fondos para la obra calificada y reconocida como la más importante de los últimos 50 años para toda la región.

En medio del estado de excitación producido por esta situación, ayer hubo las más variadas propuestas, entre ellas que en forma conjunta con el intendente Leiva las instituciones soliciten una urgente audiencia con el gobernador Capitanich para conocer en forma real y verídica el estado y condición de los fondos para la obra, ya que en su momento se aseguró la disponibilidad de los recursos económicos para ese fin.

Igualmente, la comunidad de General San Martín se declaró el estado de alerta y una convocatoria para toda la provincia esencialmente para aquellas zonas donde se ejecutan obras similares a la de la pavimentación de la ruta 7 para iniciar gestiones y trámites en forma conjunta y armónica; todo teniendo en cuenta los recientes anuncios referidos precisamente con las dificultades económicas.

Debe haber una urgente solución

El presidente de la Cámara de Comercio de General San Martín, una de las instituciones que puso el grito en el cielo, dijo que esto requiere una urgente solución. El dirigente Raúl Greco dijo: "Nosotros teníamos temores porque se nos advirtió en Federación Económica sobre las dificultades con los fondos para las grandes obras; pero somos más optimistas que pesimistas, esta obra debiera estar concluida ayer y no mañana, es la aspiración más importante parra hablar de desarrollo, acompañamos y vamos a acompañar las gestiones que realice el intendente Leiva, de quien no dudamos se habrá de poner al frente de todas las gestiones que se deban realizar para la continuidad normal de los trabajos, por eso significa decir basta a tantos años de atraso y postergación". Al final dijo: "En el último encuentro que hemos mantenido con el gobernador le manifestamos nuestro agrado por el ritmo con que se viene trabajando en la obra de pavimentación de la ruta 7. Ahora le pedimos su personal intervención para que la obra no se paralice, porque eso implicará mayores costos y problemas".

Comentá la nota