Preocupación por la falta de heladas

La falta de heladas encendió una luz de alarma entre los productores vitivinícolas que necesitan el frío para empezar la poda y darle tiempo a las vides que broten en agosto.
En años anteriores a esta altura, ya se había registrado por lo menos una helada que hacía que la savia de las plantas baje a la raíz y permita la poda. El problema es que lejos de helar, hubo temperaturas bastante cálidas que has­ta hicieron que algunos viñedos volvieran a brotar.

Desde la Federación de Vi­ñateros, Héctor Yanzón explicó que hace unos 20 días se debió empezar la poda de las vides para dar tiempo a que la planta brote en agosto. "Los días están muy cálidos o hú­medos y esto también aleja la posibilidad de heladas", opinó el productor.

Desde la Federación Agraria, Jorge Suárez advirtió que no son sólo las vides las que deberían recibir frío, sino que también los olivos deberían ser podados y "como no hizo el suficiente frío aún no co­menzaron estos trabajos".

En relación al porqué de la falta de heladas, el meteorólogo Germán Poblete explicó que la cantidad de heladas al año se da de manera aleatoria.

Igualmente, Poblete no se mostró muy optimista sobre el posible número de heladas de este año. Al parecer habrá un invierno parecido al del 2008 (hubo 12 heladas), con días más bien templados y con algunas olas de frío polar.

Años anteriores

El 2006 fue un año histórico por la escasez de heladas, ya que sólo hubo 5. En el 2007, hubo 40 heladas. En tanto que en el 2008, se registraron 12 heladas.

Comentá la nota