Preocupación por el empresario secuestrado desde hace cuatro días

Los delincuentes que se llevaron a Leonardo Bergara el lunes pasado cuando se desplazaba con su esposa en una calle de Ranelagh no volvieron a contactarse. Habían exigido u$s1 millón. Sus familiares piden una prueba de vida
El secuestro se produjo el lunes por la mañana, cuando Bergara, de 37 años, se desplazaba junto a su esposa en una camioneta 4x4 importada y fue interceptado por los delincuentes, que aparentemente se desplazaban a bordo de dos autos.

Los delincuentes mantuvieron al matrimonio como rehén por algunas cuadras, hasta que liberaron a la mujer y se llevaron al hombre cautivo.

Pocas horas después, los delincuentes llamaron al hermano del empresario y realizaron el primer pedido de rescate, cuyo monto ascendería a u$s1 millón. Simultáneamente, la Policía halló abandonada la camioneta del empresario y de inmediato comenzó a realizar operativos para dar con el empresario y los malvivientes que lo mantienen cautivo.

Ayer se supo que los secuestradores llamaron por segunda vez al hermano de Bergara, un empresario del rubro de electrónica dueño de varios locales, tras hacer lo propio el lunes pasado, el día del secuestro.

En la última ocasión, los delincuentes ratificaron la exigencia de dinero, subieron el tono de las amenazas contra la integridad del hombre secuestrado y no respondieron en forma favorable al pedido de una prueba de vida.

Comentá la nota