Preocupación de empleados de la Secretaría de Trabajo que serían trasladados a otras reparticiones

El conflicto laboral que duró más de cinco meses durante el año pasado y que se congeló en la justicia local podría resurgir en los próximos días.
El temor es que en los tribunales se decida en contra de las presentaciones de los trabajadores quienes se resisten a ser transferidos a otras áreas del Estado. Si se llega a producir el fallo en contra, el gobierno tendría vía libre para reordenar la dependencia. Cabe recordar que este conflicto surgió luego de que el propio gobernador José Alperovich denunciara públicamente que existían empleados corruptos.

Pasaron más de 15 meses desde que el conflicto entre el gobierno y los trabajadores de la Secretaría de Trabajo quedó en suspenso hasta que la Justicia en lo Contencioso Administrativo decida quienes tienen razón. En marzo de 2008 el gobierno intentó transferir a unos 50 inspectores de esta repartición a otros estamentos públicos.

En estos días los trabajadores del área laboral reflejaron su preocupación de la decisión que pueda tomar o no la justicia. Muchos esperan las novedades que les trasmiten los delegados gremiales de UPCN, SUTEP, ATE y el Sindicato de Empleados Públicos, que llevan adelante toda discusión sobre el conflicto. Si la justicia no le da la razón a los empleados y permite que el PE concrete su viejo proyecto, para enero próximo podrían comenzar con los traslados e incluso cesantías laborales, según contó una fuente bien informada a este portal de noticias.

Cabe recordar que en esa oportunidad los inspectores laborales reaccionaron y llevaron adelante un plan de lucha gremial intenso por más de cinco meses hasta llegar a la justicia con varios recursos. Este proyecto surgió luego de que el propio gobernador José Alperovich denunciara públicamente que existían inspectores corruptos. En tal sentido el propio responsable de esta área y titular del gremio de UTA, Roberto Jiménez, había admitido que había denuncias por hechos de corrupción.

Ante la preocupación que surgió por trascendidos de que la Cámara en lo Contencioso Administrativo de la Justicia resolvería la disputa gremial a favor del Poder Ejecutivo, los empleados ya planifican nuevas estrategias legales y varios anticiparon que resistirán hasta el último considerando que se avasalla con sus derechos laborales.

Comentá la nota