Preocupación de ediles por la tenencia de las 35 hectáreas que comprará el municipio

La diferencia entre “tenencia” y “posesión definitiva” de la tierra es clave para iniciar los trámites ante Nación que permitan la construcción de viviendas sociales.
Por ese motivo, el concejal Darío Rodríguez Duch (ARI) objetó el convenio por el Ejecutivo para sellar el acuerdo entre la municipalidad y los privados vendedores de las 35 hectáreas. Los ediles citaron al Asesor Letrado para buscar soluciones.

Los artículos cuarto y quinto del Anexo I del proyecto de ordenanza elevado por el Ejecutivo municipal para la adquisición de 35 hectáreas –destinadas a la construcción de viviendas-, estipulan que el municipio tendrá la “tenencia” de la tierra, hasta tanto se concrete el pago de la última cuota de las 29 previstas en el plan de pago.

Es decir que, según advirtió el concejal del ARI, Darío Rodríguez Duch, no podrían iniciarse con pretensión de éxito las gestiones ante los organismos nacionales para obtener financiamiento para la construcción de viviendas.

Duch encabezó el año pasado las gestiones ante Nación para destrabar créditos que permitan la inclusión de Bariloche entre las líneas de financiación para unidades habitacionales bajo la modalidad de autogestión, tras la solución del conflicto de la usurpación de las 120 Viviendas.

Con ese antecedente, el edil planteó que el carácter de “tenencia” establecido por el Anexo I del proyecto de contrato, no permitirá el acompañamiento nacional para la motorización de obras de viviendas.

El artículo primero del proyecto de ordenanza elaborado por el Ejecutivo y que deberán tratar los concejales, establece “autorizar al Señor Intendente Municipal a suscribir el Contrato de compraventa de una fracción de 229.346 m2 a deslindar de la parcela mayor NC 19-2F-F26-01 G, y el compromiso de Permuta de una fracción de 125.250 m2 a deslindar de la parcela mayor NC 19-2F-F26-01 G, transfiriendo a la Permutante los lotes designados catastralmente como 19-1-F-004-01 y 19-1-A-083-2”.

Para la adquisición de estas casi 35 hectáreas –ubicadas en la zona de intersección de Ruta de Circunvalación y Esandi- el municipio abonará 917.384 dólares, en treinta cuotas mensuales y consecutivas de 30.579,47 dólares, y transferirá a título de permuta dos lotes ubicados en la zona oeste.

Las fracciones de tierra -cuyos titulares son Germán Francisco González Lera, Enrique Benjamín González Lera, María Virginia González Lera, Perla María Elena Lera y Emprendimientos INAT S.A.- serán adquiridos a un precio de 4 dólares el metro cuadrado. De la subdivisión del terreno se establece en el proyecto que se proyectaron lotes destinados a vivienda individual (410 unidades), vivienda colectiva (72 lotes), reserva ecológica (33.176 m2), espacios verdes (21.821 m2) y reserva fiscal (32.580 m2).

Pero dos artículos del primer Anexo del proyecto plantean el concepto de “tenencia”. Textualmente señalan: “La tenencia del bien vendido se entrega en este acto, desocupado, libre de inquilinos, subinquilinos, simples tenedores, o intrusos. La posesión se entregará al adquirente el día de la escrituración y/o contra el pago de la última cuota, lo que ocurra primero”; y “contra el pago de la última cuota pactada, se entregará la posesión de la tierra objeto del presente boleto y dentro de los treinta (30) días siguientes se efectuará la escritura traslativa de dominio del total de las mismas”.

En diálogo con ANB, Duch planteó que “este punto debe ser revisado, porque limitaría la capacidad de gestión del municipio el hecho de ser ‘tenedora’ de la tierra y no propietaria definitiva”.

En ese marco, los concejales coincidieron en solicitar la presencia del Asesor Letrado del Ejecutivo, Daniel Balduini, durante una reunión de Comisión del próximo viernes. (ANB)

Comentá la nota